Las Administraciones públicas, el tejido empresarial y los trabajadores en general han de tomar consciencia: las personas con discapacidad que quieran trabajar y estén en condiciones de hacerlo deben poder acceder al empleo. Entre un 70 y un 90 por ciento de ciudadanos europeos con autismo está desempleado. Este hecho afianza su exclusión social y empobrecimiento.

Para visibilizar la situación de este colectivo, la Confederación Autismo España ha elaborado el informe Empleo y Trastorno del Espectro del Autismo. Un potencial por descubrir. Su intención ha sido hacer un retrato actual del empleo en personas con trastorno del espectro autista (TEA) en España.

Principales barreras de las personas con TEA para acceder a un puesto de trabajo

Definir los límites que la sociedad está imponiendo a las personas con TEA en el acceso al empleo permite visibilizar lo que se puede cambiar. Estos son los que, de manera principal, se reflejan en el estudio:

  • Carencia de oportunidades de empleo.
  • Falta de programas específicos de apoyo.
  • Ausencia de adaptaciones formativas en programas orientados a la incorporación laboral, como la formación dual.
  • Prejuicios en el tejido empresarial en relación con el TEA.

También es necesario señalar los facilitadores de empleo, como por ejemplo, la formación y capacitación. Con este fin, el estudio incluye una encuesta en la que se pregunta a personas con TEA trabajadoras y sus familiares por los factores que han favorecido que encuentren un puesto.

Autismo y empleo

Capacidades, habilidades y potencialidades de las personas con TEA

Uno de los puntos que se mencionan en el informe sobre empleo y TEA son las capacidades que van asociadas a personas que padecen este trastorno. Durante la presentación del documento, que tuvo lugar en la Fundación ONCE el día 8 de mayo, se insistió en este hecho para visibilizar el talento por descubrir en los trabajadores con TEA. Estas son algunas de las habilidades, capacidades y potencialidades que se han destacado:

  • meticulosidad,
  • atención por los detalles,
  • honestidad,
  • creatividad,
  • preferencia por la rutina,
  • buena memoria,
  • perseverancia y continuidad en las tareas,
  • seguimiento riguroso de procesos,
  • detección precisa de errores.

El empleo con apoyo, un modelo esencial

El modelo de empleo con apoyo es la metodología más adecuada para favorecer la inclusión laboral de personas con discapacidad. Se trata de una serie de acciones de orientación y acompañamiento individualizado en el puesto de trabajo. Las realizan preparadores laborales especializados que se encargan de que este tipo de empleados se adapte social y laboralmente, y que mantengan su empleo.

En España está vigente, la normativa que lo regula es el Real Decreto 870/2007. Sin embargo, no incluye a las personas con TEA; aunque, por otro lado, tampoco se adapta a sus necesidades y realidades, por lo que en la práctica, este colectivo queda excluido de este tipo de programas.

Las condiciones laborales de las personas con TEA que consiguen un trabajo suelen ser bastante deficientes. Hay un índice mayor de empleados en puestos no cualificados y con escasas posibilidades de ascenso. A esto hay que sumarle que suelen estar contratados a régimen parcial. Todo ello propicia menores remuneraciones y una falta de protección frente a la pobreza. Es necesario que los empleos sean de calidad para asegurar una independencia económica.

Por todo ello, lo que se reclama es el desarrollo de políticas públicas y estrategias específicamente dirigidas a potenciar el empleo en el mercado ordinario de las personas adultas con TEA.