Japón es un lugar con una cultura muy rica que ha sabido exportar su encanto al mundo. ¿Eres tú una de esas personas fascinadas por este país? Si has decidido traspasar las fronteras e intentar asentarte allí por un tiempo, estos consejos te ayudarán a dar los primeros pasos.

Japón es un país que no acoge demasiada inmigración, tan solo el 1,83% de la población viene de fuera. Es una proporción muy baja frente a países como Alemania, con un 14,68%, o Reino Unido, con un 13,35%. Sin embargo, recientemente ha decidido flexibilizar sus requisitos de entrada e incrementar la población inmigrante en medio millón de personas hasta el 2025. Su crecimiento requiere esta mano de obra. Eso sí, la mayoría de inmigración que llega a Japón viene de países asiáticos, como China, Corea del Sur y Filipinas.

Trabajar en Japón sin saber japonés

Aunque en ciudades principales, como Tokio u Osaka puedes desenvolverte con más soltura en inglés que en otras regiones, es bastante recomendable que llegues con conocimientos de japonés. Sobre todo si vas a establecerte allí por un tiempo y tratar de encontrar un empleo para subsistir durante este periodo. Piensa en que ya solo para buscar palabras en el diccionario, tienes que tener un cierto manejo del idioma. Tus oportunidades se reducen drásticamente si no haces este esfuerzo inicial.

El examen que acreditará oficialmente tus conocimientos es el Noken o JLPT (del inglés Japanese Language Proficiency Test). Consta de cinco niveles; el 5 sería el más bajo y el 1 el nivel superior. Te puedes matricular en España e ir avanzando y, una vez te instales allí, subir niveles.

Trabajar en Japón sin estudios

Entre los requisitos para entregarte el visado de residencia, puntúa el que tengas estudios superiores, aunque no vayas a desempeñar tu profesión allí. Ese es el motivo por el que trabajar en Japón sin estudios sea especialmente complicado.

Sin embargo, acorde con su reciente política de apertura, este requisito se ha flexibilizado con respecto a determinadas profesiones de baja cualificación especialmente demandadas. A este grupo pertenecen las relacionadas con el sector agrícola o el de la construcción. También conviene tener presente que se celebrarán Olimpiadas en 2020 y esto puede significar una mayor demanda de profesionales.

Encontrar empleo en Japón

Si cuentas con titulación o cualificación

Con respecto a las profesiones que requieren titulación, el sector sanitario y servicios de atención y cuidados es uno de los que más vacantes ofrece. Además, hay oportunidades como profesores de idiomas; en este caso de español, pues exigen nativos.

Otro tipo de profesiones que se demandan son las artísticas (danza española, por ejemplo). Además, si vas a participar en un espectáculo o una competición deportiva tendrás acceso a solicitar un tipo de visado especial.

Planifica tu búsqueda de empleo en Japón

A la hora de abordar la búsqueda de empleo a tu llegada a Japón, puedes recurrir a las oficinas de colocación pública, las Hello Work, que ayudan a los extranjeros en su búsqueda de trabajo. También puedes contar con la asistencia del Centro de Servicios de Empleo para Extranjeros de Tokio, situado en Shinjuku; el Centro de Consultas Laborales para Trabajadores Extranjeros del Gobierno Metropolitano de Tokio o el Centro de Servicios de Empleo para Extranjeros de Osaka. Todas estas instituciones te pueden proporcionar recursos para encontrar un puesto de trabajo.

Una manera mucho más segura de planificar tu estancia en el país nipón es conseguir trabajo desde aquí. Para ello, puedes consultar las ofertas que se van publicando periódicamente en nuestra sección de Empleo Internacional.

También conviene que sepas algo importante que está relacionado con la concepción japonesa del trabajo, muy distinta a la concepción occidental, especialmente a los tópicos que definen la española. Respetan mucho las organizaciones y a los empleadores, está mal visto quejarse del trabajo. Son meticulosos, muy ordenados y puntuales. No dejan las cosas para otro día. Cumplir una jornada larga es servir a la sociedad, no tienen el concepto de sufrir una explotación por este motivo. Se puede ganar un sueldo alto (aunque dependerá de muchas circunstancias), pero siempre a base de trabajar muchas horas.

Enlaces de interés