Índice de contenido:


Irlanda en sólo dos décadas (1980-2000) pasó de ser un país de pobreza, a uno de los países con el PIB por habitante más alto del mundo. En ese periodo la República Irlandesa realizó cambios importantes en su modelo impositivo a grandes empresas que ha hecho que importantes compañías multinacionales hayan elegido este país para establecer su centro de operaciones en Europa.

El país ha sufrido los efectos de la crisis financiera global de una forma bastante dramática, que mostró la debilidad de su modelo económico. Sin embargo, en los últimos años su economía ha ido recuperándose poco a poco y se sitúa en 2013 en el séptimo lugar de las naciones más desarrolladas del mundo en el Índice de desarrollo humano de las Naciones Unidas.

Las principales empresas tecnológicas del mundo tienen en Irlanda su sede europea. Facebook, Apple, Dropbox, LinkedIn, Yahoo, Twitter, entre muchas otras han elegido este país de habla inglesa para colocar sus filiales. Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial Irlanda siguió directrices y asesoramiento exterior y puso en marcha un sistema de atracción de capital extranjero gracias a su ventajosa fiscalidad. Pasado el tiempo esta situación fue la que atrajo al sector tecnológico de forma que la alta tecnología tiene un lugar muy destacado dentro de su sistema productivo.

Irlanda tiene una población de casi cinco millones de habitantes con una renta per cápita de 49.300 euros en 2015. Su tasa de paro ha pasado del 15,1%, pico máximo en el año 2013, en el momento álgido de la crisis al 7,2% en 2016. Un descenso espectacular. Según los datos oficiales el salario mínimo actual es de 9,25 euros/hora. Las ciudades más importantes son Dublín, la capital, Cork, Limerick y Galway.

Oportunidades de empleo

En Irlanda, las profesiones relacionadas con la tecnología, la salud y los servicios ofrecen oportunidades laborales a varios niveles. Según el National Skills Bulletin 2016, un informe elaborado por el Skills and Labour Market Research Unit (SLMRU),  las profesiones que destacan por las  dificultades que entrañan para las empresas para cubrir sus puestos vacantes son las siguientes:

  • desarrolladores de software, en la nube, databases/bigdata, ciberseguridad, soporte técnico.
  • Dentro de las ingenierías, la producción, procesos, calidad, diseño de producto.
  • En negocios, el business intelligence, análisis de datos, riesgo.
  • En salud, médicos, enfermeros, radiógrafos, radiólogos.
  • En las oficinas las labores relacionadas con la contabilidad y nóminas con habilidades multilingües.
  • En hostelería, faltan chefs.

La recesión económica sufrida por Irlanda hace que no sea tan fácil encontrar trabajo como en 2009 pero ofrece oportunidades a la mano de obra altamente cualificada y el éxito está muy ligado al dominio del Inglés.  Si necesitas reforzar tu formación en Inglés te aconsejamos que busques en nuestro directorio de formación los cursos de inglés que te ofrecemos.

La mayor parte de las empresas contestan a los candidatos aunque la respuesta sea negativa. En Irlanda es admisible y recomendable, si la empresa no responde en un plazo de cuatro semanas, llamar por teléfono para comprobar si han recibido su candidatura.
Trabajar en Irlanda

Requisitos para trabajar en Irlanda

Irlanda pertenece a la UE por lo que los ciudadanos comunitarios solo necesitarán tener el DNI o pasaporte en vigor durante su estancia. No es necesario tramitar ningún permiso.

Para poder trabajar en Irlanda es necesario obtener el Personal Public Service Number (PPS Number). Este número es requisito indispensable para cualquier relación con organismos públicos. Se podrá solicitar a través de los llamados centros Intreo, nuestras oficinas de empleo, que pueden localizarse en las principales ciudades. Para obtenerlo se aportará el DNI o pasaporte en vigor y alguna prueba de domicilio como el contrato o alguna factura donde conste la dirección de residencia.

Currículum y cover letter

Para poder acceder a entrevistas tendrás que hacer algunos cambios en el CV. En primer lugar tendrás que traducirlo al inglés y después adecuarlo al formato irlandés. El CV debe tener un máximo dos páginas aunque es recomendable una. A no ser que se requiera no hay que incluir fotografía. También en Irlanda se le da especial importancia a que en el Resume aparezcan las habilidades, conocimientos y competencias adquiridas durante la experiencia profesional. Dedica un apartado de cuatro o cinco líneas a describir tu perfil y objetivo profesional. Algo así como quién soy, qué sé hacer y dónde me gustaría trabajar. A continuación se detallan los puestos de trabajo realizados en forma cronológica inversa. En caso de que tu experiencia laboral no sea muy extensa puedes centrarte más en logros obtenidos durante tu formación. Los irlandeses valoran muy positivamente todo lo que tenga que ver con el voluntariado. No dejes de mencionarlo.

Es imprescindible adjuntar una carta de motivación, la cover letter. En ella no deben faltar estos elementos:

  • Motivo de la carta: Será diferente si estás accediendo a una oferta o si has optado por una candidatura espontánea. En el primer caso tendrás que hacer referencia a la oferta, en el segundo en qué puesto estás interesado. No olvides dirigirla a una persona en concreto si tienes esa información (Dear Mr X /Ms Y)
  • Experiencia y formación, qué puedes ofrecer y qué te avala y porqué es interesante tu perfil para el puesto. Redáctalo de forma que aparezca información diferente a la que ya das en el CV.
  • Disponibilidad para la entrevista y datos de contacto.

No excedas de tres o cuatro párrafos. Es interesante también que obtengas referencias de trabajos anteriores. Las empresas en Irlanda suelen responder rápidamente tanto si has sido seleccionado como si no. En caso de que no hayas obtenido respuesta ponte de nuevo en contacto con ellos para asegurarte de que han recibido tu CV.

Salarios en Irlanda

De forma orientativa, según los datos de  PayScale.com, un ingeniero de software en Irlanda gana un salario medio de 40,37 euros/hora, un desarrollador de software 35, 22 euros/hora. El personal de enfermería 31,31 euros/hora, un administrativo 25,31 euros/hora y un cuidador de dependientes 11 euros/hora. Hay que tener en cuenta la diferencia entre bruto y neto. A través de las tasa PAYE (Pay as you earn) la empresa se encargará de deducirte una cantidad de tu nómina para cumplir con esta retención. Un ejemplo, para una persona soltera hasta un máximo de 33.800 euros/año se descontará un 20%.

Indicadores básicos del mercado de trabajo en Irlanda

  • Población: 4,7 millones de habitantes.
  • Renta per cápita: 35.600€ anuales.
  • Salario Mínimo Interprofesional:1.563,3 €
  • Tasa de desempleo: 6,6%.
  • Tasa de desempleo en menores de 25 años: 14,5%
  • Idioma oficial: irlandés e inglés.
  • Moneda: Euro.

Portales de empleo en Irlanda

Una peculiaridad del mercado de reclutamiento en Irlanda es el establecimiento de open days. Las grandes y medianas empresas fijan un día para realizar entrevistas para puestos vacantes en la empresa. También se establecen recruitment events, jornadas en las que se dan cita empresas y candidatos para conocerse.

A través de portales de empleo como Irish Job o  agencias especializadas de empleo. A través de la National Recruitment Federation (NRF) encontrarás un listado de estas organizaciones. Internet se ha convertido en una gran herramienta a la hora de buscar trabajo y encontrarás muchos recursos para buscar empleo.  No olvides consultar los siguientes portales:

  • Servicio de ofertas internacionales de Infoempleo, donde encontrarás ofertas para  Irlanda. Consulta las ofertas que te presentamos en este mismo momento.
  • Portal de empleo findajob.ie
  • Portal de empleo Irisjobs.ie
  • Red Eures es un magnífico recursos para buscar empleo en Europa y también ofrece un buscador de ofertas y herramientas para presentar tu candidatura.
  • Instituto de empleo público Irlandés FAS.

Documentación que no debes olvidar

Si has decidido salir de España y embarcarte en esta aventura, recuerda tener lista la siguiente documentación:

  • DNI o pasaporte en Vigor
  • Comprobar los trámites de llegada al país
  • CV y carta de presentación traducidos al Alemán, se aconseja también en Inglés.
  • Formularios de exportación de prestaciones Sociales. Documento U1 y U2 facilitados por el SEPE.
  • Fotocopia de la partida de nacimiento y libro de familia
  • Varias fotografías de tamaños carnet.
  • Los permisos que consideres adecuados como por ejemplo el carnet de conducir.
  • Ten una previsión suficiente de fondos que te ayuden a afrontar el periodo inicial de búsqueda de empleo para cubrir gastos de desplazamiento, alojamiento, manutención, etc.
  • Irish Personal Public Service Number, (PPS number)

Otras recomendaciones

No olvides solicitar tu Tarjeta Sanitaria Europea antes de viajar para poder ser atendido en caso de que lo necesites. Si no hay tiempo para tramitarla puedes solicitar el Certificado Provisional Sustitutorio.

Si necesitas presentar titulación es aconsejable traducirla al inglés. Además es recomendable que se acredite el título para el ejercicio de las profesiones reguladas para poder ejercerlas en otro país.

Ten en cuenta que si estás cobrando el paro puedes exportarlo durante tres meses ampliable a otros tres. Esto te ayudará a abordar los primeros días económicamente hasta que encuentres un empleo. También puedes optar por suspender la prestación si no lo ves necesario. Esto solo podrás hacerlo si vas a estar menos de un año fuera.

Si ya has buscado empleo en Irlanda, ¿nos cuentas tu experiencia?