En los últimos tiempos, tanto el desarrollo de aplicaciones móviles como el de dispositivos tecnológicos ha evolucionado de manera impresionante, hasta llegar a un nivel de eficiencia con el que soñábamos hace unos años. La interacción entre usuario y dispositivo se ha mejorado, y el mercado de aplicaciones ha crecido en todos los ámbitos, desde el entretenimiento hasta, también, la educación.

En un futuro, se espera que las apps sean una de las claves por las cuales la educación presencial quede relegada y se imponga la educación desde casa en ambientes virtuales. De momento, las posibilidades en el mercado y el mundo de las apps dedicadas a educación son inmensas, ya que los dispositivos disponibles son muy variados: smartphones, iPods, consolas de videojuegos, ebooks, tabletas y, cómo no, los ordenadores, ya son compañeros habituales en nuestro día a día. Y a todos estos se sumarán en el futuro los wereables devices, dispositivos que “llevaremos puestos”, como las Google Glass o los smartwatches.

Esta tendencia se desarrolla más rápidamente en unos lugares del mundo que en otros, pero está en alza, y en la actualidad más de un 70% de la población mundial cuenta con un móvil. Además, importantes multinacionales comienzan a promover acuerdos con los gobiernos de los países para proveer de aplicaciones, redes de comunicación y tecnología educativa a escuelas situadas en todas partes del mundo.

El uso de apps en educación tiene muchas ventajas:

Comunicación a tiempo real entre estudiantes y docentes, docentes y padres, y directivos y padres.

– Permite una cómoda distribución de tareas, recursos a través de internet y complementos audiovisuales para la docencia.

– Provee de medios complementarios de contacto con estudiantes y padres desde el centro.

– Ayuda a la superación de las barreras geográficas, tanto en docencia como en investigación.

– Al trabajar con formatos y medios con los que el estudiante tiene mayor relación, se refuerza el aprendizaje, además de invertirse menos tiempo en el aula, gracias a los recursos complementarios a través de Internet.

Entre la lista de apps educativas disponibles podemos encontrar apps orientadas a la enseñanza infantil, primaria, secundaria, bachillerato y a estudios superiores, pero también apps orientadas a los profesores, al aprendizaje de idiomas, a la educación musical, apps en museos, bibliotecas, etc. Las posibilidades, una vez más, son infinitas.

La tendencia nos dice que en educación dominará el terreno la tableta, sustituyendo a los libros de texto tradicionales. Ya se utiliza en muchos sitios por el ahorro que supone frente al gasto en libros tradicional, que se acentuará cuando se fabriquen tabletas de bajo coste especiales para educación. Además, una de las TIC más usadas son las redes sociales, sobre todo Facebook, aunque en la escuela, en muchas ocasiones, va de la mano de una comunicación unidireccional en lugar de buscar el feedback con alumnos y padres. Más allá del canal institucional, las redes sociales son utilizadas por los alumnos para preparar tareas y pruebas.

Otra tendencia que puede observarse es que, hace unos años, la mayor parte del contenido educativo libre en Internet estaba en inglés, y se observa un interés por traducir los materiales de aprendizaje digital disponible en otros idiomas, como es el caso de las Conferencias TED. Esta tendencia democratiza la educación para todos aquellos lugares donde el conocimiento del inglés no es generalizado.

También se observa un mayor interés por investigar las TIC en educación, sobre todo a nivel preescolar, ya que es un terreno hasta ahora más inexplorado y con más oportunidades. Ahora mismo nos encontramos ante una gran momento para aquellos niños con necesidades educativas especiales gracias a la introducción de apps educativas, terreno que aún se encuentra en exploración, pero que promete mucho en un futuro.

Entre las tendencias de uso de las apps en educación también está el controvertido seguimiento de estudiantes mediante tecnologías de supervisión, incluyendo en redes sociales, como ya comentamos en Avanza en tu carrera en anteriores entregas.

Las apps educativas son un campo en expansión que combina educación, pedagogía y tecnología buscando hacer la vida más fácil a profesores, alumnos, directivos y padres. Si tú también quieres contribuir al cambio, no te pierdas nuestros cursos de programación de apps.