El sector turístico es uno de los principales motores de la economía española. Supone el 13,3% del empleo nacional lo que implica a 2,5 millones de personas. Es el responsable del 11,2% del PIB, haciendo que nuestro país se posicione entre uno de los más importantes  en esta área de la OCDE. Si quieres formar parte de este importante sector consulta nuestras ofertas de empleo en turismo.

Pero el auge experimentado en los últimos años del sector turístico en nuestro país ha desatado una oleada de críticas respecto a la calidad del trabajo que ofrece y el impacto que tiene sobre las ciudades la afluencia masiva de turistas. El sector quiere señalar los aspectos positivos del empleo turístico fundamentado en una serie de datos y mejorar la imagen que tiene como empleador de cara a la ciudadanía y a las instituciones.

Estas son las principales conclusiones del informe elaborado por la asociación Exceltur que aglutina a veintitrés de las principales empresas dedicadas al sector turístico en España donde también se señalan áreas de mejora.

El estudio ha sido elaborado con  datos oficiales extraídos del INE, métodos de investigación estadística como encuestas por teléfono o focus group.

Salarios en el sector turístico

Temporalidad y contratos parciales

La estacionalidad es una de las principales características del sector. La demanda de los servicios es desigual a lo largo del año, hasta 3,2 veces superior entre verano e invierno en ocupación hotelera, por ejemplo. Según el documento este es el motivo por el que los contratos temporales en este sector tienen una mayor presencia, el 35,2% frente al 24,7% que en el resto de la economía española. La temporalidad se concentra, sobre todo, en la restauración (39,6%) y el alojamiento (37,4%).

Por otra parte, el informe asegura que los contratos parciales (38,2%, en restauración, 11,7% en alojamiento y 9,5% en transporte) tienen un gran componente de voluntariedad por parte de los empleados, un 88,1% de ellos no está buscando una jornada más amplia ya que combinan la jornada con el cuidado de dependientes o para su formación.

Salarios en el sector turístico

El salario medio de los trabajadores del sector turístico que se inscriben en el grupo 5 de la Clasificación Nacional de Ocupaciones (CNO-11), es de 10,1 €/hora frente a los 9,7€/hora que se cobra de media en otros sectores en el mismo grupo. El salario también es ligeramente superior en los puestos con menor cualificación requerida, en comparación con otras actividades (9,4€/hora frente a 9,1€/hora).

La diferencia de salario entre hombres y mujeres, la brecha salarial de género, es la más reducida de entre todos los sectores de la economía. La media global es de 20% de diferencia entre el salario de los hombres y de las mujeres . Según el estudio la hostelería (15,8%) y el transporte (17,2%)  son las actividades que menos brecha salarial soportan.

Sector que integra a personas con dificultades de acceso al mercado laboral

Los jóvenes entre 16 y 34 años con estudios primarios o inferiores encuentran en este sector mayores posibilidades de empleo. Un 60% más que en el resto de sectores en un colectivo con una tasa de paro del 46,2% (datos del 2017).

El sector también da empleo en mayor proporción, un 30,9%, a mujeres mayores de 45 años con  estudios primarios o sin ellos. La tasa de paro para este colectivo es del 25%.

La situación de las camareras de piso y el personal de limpieza

El estudio trata de contextualizar la situación de las camareras de piso por el impacto negativo que sus reivindicaciones de condiciones laborales más justas ha tenido sobre las empresas del sector.

Según denuncian estas trabajadores la externalización de estos servicios ha provocado que los salarios sean menores. El informe calcula que las personas afectadas por estas condiciones son el 2,4% del empleo que genera la hostelería. Añaden que estos salarios son equiparables a los que cobran las personas que se dedican a la limpieza en otros lugares como oficinas, hospitales o residencias.

Avanzar hacia la flexiseguridad en el sector

Para la asociación empresarial encargada del estudio las características del mercado de empleo en turismo empujan a caminar hacia un modelo de contratación basado en la flexiseguridad. Este modelo propio del sistema de contratación de Dinamarca se basa en tres pilares: contratos flexibles y adaptables, alta protección  para desempleados, gran desarrollo del aprendizaje continuo para favorecer la adaptabilidad de los trabajadores.

En este sentido, la propuesta de mejora del sector de la organización empresarial pasa por favorecer la contratación a tiempo parcial y el contrato de formación y aprendizaje, así como el contrato fijo-discontinuo. Se pide el apoyo gubernamental a través de políticas que estimulen la temporada baja como la ampliación del programa de vacaciones del IMSERSO.

Otras de las propuestas de este organismos es el impulso de la formación y la cualificación del personal de base y la de los recursos humanos del sector así como perseguir las prácticas irregulares y promocionando los certificados de calidad en las empresas.