“Las empresas tienen a la CEOE; los empleados, a los sindicatos, pero… ¿Qué tienen los parados?”, pregunta Antonio Olivié, redactor jefe de Qué! quien, desde hace tres meses, da la misma respuesta: “A Los parados se mueven“.  Este es el nombre de la plataforma, promovida por el periódico de Vocento y patrocinada por Infoempleo.com, que tiene como fin dar voz a los desempleados españoles para hacer valer sus derechos y proporcionarles toda la información y herramientas disponibles en el mercado en su camino hacia un puesto de trabajo.  

Desde su creación, muchas han sido las iniciativas que este proyecto ha puesto en marcha. La última, “El primer encuentro emprendedores y parados”, que  reunió el pasado 20 de mayo a más de 100 personas y que dio forma a la futura Plataforma Nacional de Desempleados. Este foro defenderá los intereses de los trabajadores poniendo en contacto empresas y desempleados y esgrimiendo, sin prisa pero sin pausa, las principales conclusiones de esta reunión sin precedentes: la creación de empresas de inserción laboral sin ánimo de lucro, la mejora en la accesibilidad a créditos de bancos y caja de ahorros, un mayor interés de organismos oficiales ante los problemas individuales de este colectivo y una reforma laboral profunda que venga acompañada de una reducción de impuestos que facilite el emprendimiento.

Los parados se mueven

Más de veinte asociaciones de desempleados de toda España forman parte de este proyecto de Qué! que tiene su origen e inspiración en una de ellas, la de Pinto, en Madrid. “Pedro Arcos, su presidente -comenta Olivié- ha desarrollado una estrategia de inserción que ha permitido encontrar trabajo a más de 150 personas y que incluso ha sido solicitada por el INEM debido a su éxito”. Y no es nada nuevo, el redactor jefe de Qué! destaca la labor social de este tipo de agrupaciones en toda España que, con su esfuerzo, están desarrollando múltiples acciones encaminadas, no sólo a promover el contacto entre ambos actores del mercado laboral, sino, además, a facilitar la concesión de ayudas y, cómo no, “a acabar con la imagen del parado que se limita hacer cola en el INEM y está esperando que el trabajo venga a buscarle a casa”. Un perfil más que necesario para la empresa española y que todos los implicados en el “Los parados se mueven” quieren hacer valer. Porque, “que haya menos empleo no quiere decir que se haya dejado de demandar. Esta iniciativa es fundamental para aquellas compañías que quieren entrar en contacto con personas activas e implicadas en proyectos tan innovadores como éste”, concluye el redactor jefe de Qué!