Según el informe elaborado por The App Date en 2012,  en España se han desarrollado más de 20.000 aplicaciones para móviles, un mercado pujante que no acaba de tocar techo. Quizá el dato más llamativo que lanza este estudio es que solo el 30% de las aplicaciones fue desarrollada por empresas especializadas, dejando un enorme porcentaje a los proyectos de desarrolladores independientes.

“A los realmente buenos no les interesa trabajar para nadie. Son tan solicitados que pueden permitirse el lujo de ser abejorros de flor en flor durante épocas”, confiesa Gustavo Medina. Este canario de cuarenta años es bueno, realmente bueno. Decidió seguir el ejemplo de los emprendedores de Sillicon Valley y se montó una oficina en el garaje de su casa. Dos años después Medina ya tiene la aplicación The One, Survive the Game en el mercado y en la lista de nominados a los Mobile Premier Awards. Las cosas le han ido muy bien, muy rápido.

No todos tienen la misma suerte. Cientos de nuevas aplicaciones salen diariamente al mercado; es un sector con oportunidades, pero con mucha competencia. No se necesitan grandes equipos ni presupuestos millonarios para lanzarse a este mercado, solo una idea. Vamos a ponernos manos a la obra. Lo primero que necesitaremos a la hora de crear una aplicación de la nada será una plataforma. Si queremos un simple soporte de contenidos de un negocio ya en marcha hay muchas plataformas gratuitas que pueden ofrecernos las herramientas necesarias. Si por el contrario la aplicación es el negocio ‘per se’, la cosa se complica. Si se quiere programar para iOS (el 70% de los desarrolladores españoles se decantan por esta idea) se necesitará un Mac y una suscripción anual de unos setenta euros al programa de desarrolladores de Apple. Para los programadores de Android la cosa es más barata. Esta página puede guiarnos en los primeros pasos por el mundo de la programación.  No es descartable ampliar conocimientos (especialmente si no se tiene una formación previa) con la numerosa bibliografía dedicada al tema, que se puede encontrar en cualquier librería. Lo más importante aquí no es el número de títulos y diplomas que atesoremos; como dice Gustavo Medina, se necesita sobre todo “actitud, muchas ganas de aprender y algo de conocimientos de programación básicos”.  Aun así no conviene olvidar que existen “diversos títulos y posgrados” como comenta Laura Delgado, Product & Communication Manager en Movisol, “pero lógicamente” -añade- ” lo importante es saber programar y que te guste lo que haces, aunque además estés respaldado por una titulación”.

Movisol es una de las empresas con más pujanza en el mercado español de las aplicaciones. Llevan varios años colando sus aplicaciones como Test de vidaTu peso ideal entre las más descargadas a nivel nacional. Tienen tres años de vida y más de cien productos a sus espaldas y conocen el mercado a la perfección. Un mercado que, reconocen, no está a la altura del de otros países como EE UU o Japón. En España se descargan diariamente 2,7 millones de aplicaciones, es lógico por tanto pensar que se trata de un sector en expansión que ha llegado para quedarse. ¿Son las apps el futuro? Laura Delgado lo tiene claro. “La mejor apuesta laboral en estos momentos se centra en el mundo de la tecnología. Subirse al carro de las apps constituye una buena forma de abrirse puertas. Además, ser creativo, estar informado y saber adaptarse son factores fundamentales”, sentencia. Gustavo Medina coincide en la necesidad de adaptarse a un mercado especialmente cambiante. “En su momento fue la web, luego llegaron las redes sociales, antes estaban los juegos de consola y ahora llegan las apps. No creo que sean el futuro (…) porque esto va tan rápido que no te garantizo que sean las SmartTV y sus apps las que triunfen o que llegue el grafeno y todos a programar para las paredes”.

Volar solo da miedo. Si se tiene una idea pero no se sabe bien cómo darle forma, también se puede optar por asociarse con alguna empresa ya en marcha. Este mercado es mucho más flexible que el tradicional y siempre hay lugares como Ideateca donde tus proyectos serán escuchados y pueden asesorarte e impulsar tu idea. Esta empresa es la creadora de iBasket, la aplicación española más exitosa el pasado 2012 con más de quince millones de descargas. A pesar de haber dado en la diana con esta app, están abiertos a propuestas ajenas.“Nuestra misión es establecer sinergias y relaciones entre emprendedores que estén dando los primeros pasos con sus proyectos”, aseguran en su página web. Las opciones son muchas, las ideas también. Lo que hace falta es ponerlas en marcha y lanzarse al mundo de las aplicaciones móviles. Y rápido, antes de que llegue el grafeno y tengamos que programar para las paredes.