Es algo que se viene haciendo toda la vida aunque en estos últimos tiempos es cuando más se está hablando de ello y se ha convertido casi en una moda. El marketing de contenidos, esa alternativa a la publicidad y el marketing tradicional que se basa en la creación de contenidos de calidad por parte de las marcas para intentar atraer a su público objetivo y fidelizarlo, seguirá siendo en 2014 el rey del marketing online.

Por hablar de algunos datos, en España ya utilizan una estrategia de marketing de contenidos más del 60% de las empresas, aunque todavía queda algo lejos de las cifras de Estados Unidos, donde solamente un 5% de las empresas B2B y un 14% de las empresas B2C no tienen una estrategia basada en los contenidos, según datos del Informe Estado Marketing de Contenidos 2013 de e-interactive.

Pero, ¿realmente es útil el marketing de contenidos? Siguiendo con cifras que nos pueden dar una idea de su gran potencial: el 79% de las empresas que utilizan estrategias de marketing de contenidos aumentan su visibilidad de marca; el 70% de los consumidores prefieren conocer e informarse sobre una empresa por su contenido propio que por su publicidad; el 67% de los usuarios de Twitter afirman que son más propensos a comprar a marcas que siguen activamente en Twitter; o el 55% de  aumento de las visitas a las empresas que tienen un blog en su sitio web.

Dejando a un lado los números, la utilidad de una estrategia basada en el marketing de contenidos es la de satisfacer a un consumidor cada vez más exigente y menos receptivo hacia las técnicas más tradicionales de la publicidad, que necesita ese plus para decantarse por una empresa u otra. La creación de contenidos de calidad relevantes y que entretengan es una buena forma de demostrar el conocimiento en un determinado sector, generar confianza y credibilidad con el objetivo de posicionar la marca y fidelizar clientes o atraer a clientes potenciales. La clave está en crear y aportar valor al consumidor. En todo caso, habrá que tener en cuenta que una estrategia marketing de contenidos deberá verse acompañada por una estrategia global de la marca.

¿Cómo se plasma una estrategia de marketing de contenidos? Artículos en blogs y páginas webs, el vídeo, las redes sociales o el envío de newsletters son las acciones más utilizadas, aunque existen muchas otras como pueden ser eventos, aplicaciones móviles, infografías, microsites, webinars, podcasts, gamificación… hay una gran variedad de herramientas que nos pueden ayudar a cumplir con los objetivos de nuestra estrategia de marketing de contenidos, aunque el vídeo se convierte en una de  las tendencias más importantes de cara a 2014.

Pero para que el contenido que creamos sea realmente eficaz, casi tan importante como su creación será su distribución. Si el contenido que realizamos no llega a las personas para las que lo hemos creado, el esfuerzo será en balde. Por tanto, tan importante será la producción de contenido como hacerlo llegar a los canales adecuados para hacerlos llegar a las personas adecuadas.

Si quieres saber más sobre el marketing de contenido puedes ver este interesante artículo con algunas sus claves dentro del Especial Nuevas Tecnologías de Avanzaentucarrera.com.