Desde la aprobación del Plan de Lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social  en abril del año 2012 se calcula que el beneficio económico producido a las arcas públicas ha sido de más de 18.237 euros, según señaló recientemente la ministra de empleo Fátima Báñez con motivo de la presentación de un convenio de colaboración en esta materia con el presidente de Canarias, Fernando Clavijo.

Se han conseguido aflorar 430.000 empleos

Uno de los delitos que el fraude contra el empleo irregular trata de combatir es la creación de empresas ficticias para el cobro indebido de prestaciones. Según la ministra se han detectado 6.101 empresas cuya finalidad no era otra que el acceso a estas prestaciones.

Otro de los fraudes perseguidos es la creación de contratos temporales cuando tienen carácter indefinido provocando un menoscabo en los derechos laborales de los trabajadores afectados. El mayor fraude en este sentido que se produce sería la no contratación de trabajadores que se encuentran realizando una actividad en una empresa lo que constituye en gran parte la economía sumergida. Inspección de Trabajo desde la aprobación del plan ha conseguido aflorar más de 430.000, según los datos oficiales.

El fraude en el empleo, ¿cómo de controla?

¿Qué persiguen las inspecciones de trabajo?

Las inspecciones de trabajo están dirigidas a velar por el cumplimiento de las obligaciones que tienen las empresas y trabajadores con la Seguridad Social. Por ejemplo se comprueba la existencia de políticas de prevención de riesgos laborales, el pago de las cuotas a la Seguridad Social, la contratación adecuada de trabajadores o los planes de formación. La falta en el cumplimiento en cualquiera  de estos ámbitos conllevará sanciones.

Más concretamente, el Plan de lucha contra el empleo irregular contempla actuaciones dirigidas a lograr diferentes objetivos:

  • Afloramiento de empleo sumergido para regularizar las condiciones de trabajo.
  • Perseguir la creación de empresas ficticias para obtención y disfrute en fraude de ley de prestaciones.
  • Descubrir y sancionar la obtención indebida de bonificaciones o reducciones de cotizaciones empresariales a la SS.
  • Irregularidades en el acceso y percepción de prestaciones a las que no se tengan derecho por parte de trabajadores.
  • Verificar que la contratación parcial se produce de forma correcta.

Inspección de Trabajo pone a disposición de la ciudadanía un buzón para la lucha contra el fraude laboral donde de forma anónima se pueden denunciar cualquiera de estas actuaciones.

Según el último Informe anual de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social con los datos del año 2015, se produjeron un total de denuncias presentadas y admitidas a trámite de 77.040 en ese año. Inspección de trabajo acudió a 371.887 centros de trabajo durante ese año entre los que se detectaron 87.068 infracciones.

Está previsto que se ponga en marcha en enero del año próximo una Tarjeta social destinada a controlar de forma más eficaz las prestaciones para evitar duplicidades y fraudes.