Hacer dinero escribiendo un blog no es fácil, pero es posible. No es una fuente de ingresos inmediata, se necesita algo de dedicación y paciencia. Para no llevarse decepciones, en principio se puede enfocar como un hobbie en el que se puede ganar algo de dinero en vez de perderlo. Con el tiempo, no menos un año, y la experiencia adquirida, esa afición puede convertirse en una forma válida de autoempleo.

Álex Navarro, quien vive de varias páginas web que él mismo crea y administra, asegura que una publicación online exitosa puede reportar unos beneficios cercanos a los 300 euros mensuales. En algunos casos, con el paso del tiempo los ingresos equivalentes a un trabajo a jornada parcial han aumentado hasta convertirse en un sueldo completo, especialmente si se administra más de un blog a la vez. Todos los testimonios de personas que lo han logrado destacan que son varios los factores que han de cumplirse para que esto ocurra.

No hay un solo modo de hacer dinero y haz que saber detectar qué opción u opciones encajan mejor con cada propuesta. A algunas les funcionará incluir publicidad en la página. Para otras lo mejor es vender productos o servicios propios a través de la web, establecer acuerdos comerciales con empresas externas o cobrar por hacerse miembro de la comunidad digital. Aunque para todas estas posibilidades se necesita algo muy concreto, que son visitas.

Los expertos en esto de conseguir seguimiento en las bitácoras digitales consideran que lo mejor es especializarse. Buscar un tema del gusto del bloguero, que domine o esté dispuesto a investigar sobre él y que no sea algo obvio o demasiado visto. Tiene que despertar el interés del autor pero también de un determinado grupo de lectores para poder hacerse notar entre la infinidad de posibilidades de la Red. Así se asegura un determinado número de visitas fijas, gente que regresa periódicamente al blog. También provoca la llegada permanente de nuevos visitantes, que encuentran la publicación a través de los buscadores. De esos nuevos lectores algunos de ellos volveran al blog, aumentando de manera paulatina el número de asiduos.

Además de asegurar la llegada permanente y continuada de visitas a nuestra página se deben colocar los anuncios con los que generar ingresos. La opción más utilizada y menos trabajosa es la del Adsense de Google. Es el propio buscador el que identifica y selecciona los anuncios publicitarios más adecuados para el blog en función de su contenido. Si la publicación está centrada en un deporte, lo más probable es que aparezcan anunciadas webs que venden camisetas de ese deporte. Si es de pintura, serán empresas que venden lienzos los que se anuncien en ella, explica la propia aplicación.