Tres de cada cuatro españoles estarían dispuestos ahora mismo a cambiar de trabajo por otro similar simplemente si en el nuevo empleo le ofrecen una mayor flexibilidad laboral. Así al menos se desprende del último informe publicado por la consultora Regus. Un estudio realizado en 95 países y en el que han tomado parte más de 20.000 empresarios.

En otras ocasiones hemos hablado ya de las ventajas y desventajas de la deslocalización de los trabajadores o incluso del teletrabajo, por ejemplo, como una manera de flexibilización laboral. Entre estas ventajas, normalmente se cita la autonomía de los teletrabajadores para desempeñar sus funciones desde cualquier lugar, las posibilidades de conciliación de la vida familiar y laboral, el aumento de la productividad, las ventajas económicas en términos de espacio, dinero y tiempo, y las cuestiones medioambientales que se desprenden del hecho de que se reduzcan el número de desplazamientos de trabajadores.

Normalmente a la hora de hablar de las ventajas de la flexibilidad laboral siempre se hace desde el punto de vista de los trabajadores.

Y precisamente en este punto es donde radica la principal diferencia del último estudio de Regus: que está enfocado a la empresa. Y es que, tal y como se desprende de este estudio en el que han participado más de 20.000 empresarios, la flexibilidad laboral también puede reportar importantes ventajas para la propia empresa.

En un mercado globalizado, con una enorme competencia a la hora de buscar talento, la flexibilidad laboral puede convertirse en un incentivo para muchos trabajadores. A día de hoy, si una empresa no puede competir en sueldos o bonificaciones extraordinarias, las principales opciones para fichar a los mejores trabajadores o retenerlos en la empresa pasan por ofrecerles mayor estabilidad, opciones de promoción o bien posibilidades de formación. Otra opción que puede decantar a un candidato para trabajar en una empresa en la que no gane tanto como en otra, son el buen ambiente en el trabajo o la flexibilidad laboral. Esta flexibilidad laboral puede permitirles, por ejemplo, conciliar la vida familiar y laboral, una demanda constante en todas las encuestas de satisfacción en el trabajo que se realizan.

La flexibilización laboral también puede traducirse a la larga en ventajas económicas para la empresa siempre y cuando evite la rotación de trabajadores, el coste de un número elevado de despidos o incluso la constante formación de los nuevos empleados.

Algunos datos más que pueden extraerse del estudio de Regus:

  • El 73% de los empresarios encuestados afirma que unas prácticas de trabajo más flexibles fortalecen la lealtad de los empleados.
  • El trabajo flexible es un reclamo para atraer a los mejores talentos según el 72% de los encuestados.
  • El 49% de los encuestados rechazaría un trabajo que no ofreciera trabajo flexible
  • El 57% afirma que hubiese permanecido más tiempo en su anterior empleo si hubiera tenido la opción del trabajo flexible

Imagen: (Flickr CC)