La Organización Internacional del Trabajo ha publicado un informe en el que se recoge el impacto que el coronavirus está teniendo sobre la economía. Este organismo calcula que el 38% de la población activa mundial está empleada en sectores muy afectados, como el comercio al por menor, los servicios de alojamiento y de comidas, y las industrias manufactureras. Sin embargo, hay actividades sobre las que está teniendo una baja incidencia. ¿Dónde encontrar empleo cuando nos recuperemos de la pandemia?

Encontrar empleo después de la pandemia

Según la OIT, en la crisis económica que se avecina como consecuencia del coronavirus, no solo hay que tener en cuenta los sectores en los que se destruye empleo. Varias de las actividades que no se han visto recortadas luchan en primera línea contra el virus. Están cubriendo las necesidades básicas de la población y acuden para ello a lugares públicos donde hay un alto riesgo de contagios. El informe deja caer que la salud de estos trabajadores está comprometida y esto también constituye un riesgo para la estabilidad del mercado laboral.

En el documento se publica una tabla con la repercusión que está teniendo el coronavirus sobre los sectores de la economía por niveles. Los menos afectados son los siguientes:

  • Enseñanza. Engloba docentes de enseñanzas regladas, desde Primaria a la universidad, pasando por estudios medios y de FP. También seguirán siendo necesarios los de infantil y guardería, así como los de acciones formativas no regladas, pero todas estas actividades pueden haber sufrido más altibajos durante la pandemia.
  • Actividades sanitarias y de servicios sociales. Desde trabajadores de la salud a los de centros de atención en residencias, trabajadores sociales y personal de apoyo, como el de lavandería y limpieza.
  • Administración pública y defensa. Actividades relativas a las distintas administraciones y entidades locales, así como las que desempeñan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
  • Servicios públicos esenciales. Algunos de ellos son transporte, comunicaciones, suministros de electricidad, agua, gas y recogida de residuos.
  • Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.

Con respecto al sector de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, el informe señala que ha habido una incidencia desigual. En unas áreas se ha visto muy afectado, mientras que en otras nada o muy poco. Depende de la falta de libertad de movimiento de los trabajadores y las restricciones de transporte que estén teniendo que cumplir.

Esto mismo sucede con otros sectores mencionados en este apartado, aunque el informe no lo destaque. Por ejemplo, las escuelas infantiles y guarderías, dentro de la actividad docente, han parado casi por completo su actividad. Sin embargo, se puede prever que en estos casos la crisis es puntual y que, pasada la pandemia, volverán a la misma ocupación de antes. Es decir, seguirán siendo áreas profesionales donde encontrar empleo.

Dónde buscar trabajo después del coronavirus

Fuente: Observatorio de la OIT. El COVID-19 y el mundo del trabajo. Segunda edición. Abril de 2020.

Actividades que tardarán en recuperarse

Todas las medidas de intervención que se están aplicando para frenar el contagio del virus han afectado gravemente a muchas actividades del sector de los servicios. El informe destaca especialmente la incidencia en los servicios de alojamiento y comidas, así como el comercio al por mayor y al por menor.

Al mismo tiempo, la industria manufacturera está sufriendo una fuerte caída en la producción. Esto se debe, por un lado, a las interrupciones en la cadena de suministro, que afecta de manera determinante a ciertas actividades, como sucede en la industria del automóvil. Por otro lado, hay una caída muy pronunciada en la demanda de los consumidores. La industria textil, del vestido, el cuero y el calzado es una de las que más está sufriendo estas consecuencias.

Otro de los sectores gravemente afectados por las medidas de intervención es el cultural. Todas las artes y las actividades de entretenimiento y recreación han reducido su presencia de manera drástica. Además, es un sector que viene arrastrando su propia crisis, y esta circunstancia lo está debilitando hasta un punto realmente difícil de recuperar.