Las páginas del Informe Infoempleo Adecco 2016 permiten a cualquier lector conocer de primera mano la compleja y cambiante realidad del mundo laboral en España. Este año, además, es especial para nosotros. Tienes ante ti la vigésima edición del Informe. Hace justo 20 años dimos comienzo a la publicación de un estudio pionero en España con el que buscábamos arrojar un poco de luz sobre el estado de nuestro mercado laboral. Hoy, dos décadas después, seguimos compartiendo la misma ilusión y la misma pasión por las cosas bien hechas que pusimos en el inicio del proyecto, y nos sigue moviendo el objetivo de dar respuesta a las principales inquietudes que nos trasladan los grandes protagonistas de nuestro mercado laboral: ¿Dónde está el empleo? ¿Cuáles son los puestos de trabajo más demandados por las empresas? ¿Encuentran las organizaciones a los candidatos adecuados para sus vacantes? Durante todo este tiempo han ido cambiando gran parte de las preguntas y casi todas las respuestas al ritmo que evolucionaba la economía y se transformaba nuestro modelo productivo. Las consecuencias de la crisis económica del 93, la entrada del euro, el auge del sector servicios, la burbuja inmobiliaria y la Gran Recesión son algunos de los fenómenos que más han influido en el comportamiento de nuestro mercado de trabajo durante todos estos años. Sin embargo, si hubiese que elegir a un único y gran protagonista de las dos últimas décadas, ese lugar le correspondería, sin ninguna duda, a las nuevas tecnologías. No en vano están en el origen de la Tercera y la Cuarta Revolución Industrial.

¿Cómo ha afectado la aparición de las nuevas tecnologías al mercado laboral?

Internet, digitalización, TIC. Todos ellos son conceptos que han marcado nuestro devenir más reciente; y lo seguirán haciendo en el futuro, aunque en una versión evolucionada. La combinación de diferentes tipos de tecnología 4.0 (IoT, inteligencia artificial y deep learning, biotecnología, big data…) ya está cambiando nuestro mundo desde los cimientos y a una velocidad de vértigo. Esta transformación radical en la que estamos inmersos está siendo objeto de debate en numerosos círculos. Uno de los más controvertidos es el que se ha desatado en torno a la pérdida de puestos de trabajo que conlleva la aplicación de la tecnología “inteligente” en el ámbito empresarial.

¿La aparición de la automatización de tareas producirá una bajada del empleo?

Keynes ya hablaba de desempleo tecnológico en 1930. La historia se ha encargado de demostrarnos que, en el corto plazo, la automatización de tareas reduce el número de empleados necesarios para desempeñar determinadas funciones, pero nunca ha destruido trabajo como tal. Sin embargo, lo que ahora se pone en duda es justo eso. Existen teorías para todos los gustos, más y menos catastrofistas, pero lo cierto es que resulta muy complejo predecir los efectos que tendrán las máquinas del futuro sobre el trabajo tal y como lo entendemos hoy en día. Por eso es tan importante que tanto candidatos como empresas sean conscientes de esta nueva realidad y pongan todos los instrumentos a su alcance para que los cambios no supongan su salida del mercado.

¿Cuál es la clave para sobrevivir en este nuevo marco competitivo en el que nos movemos?

La respuesta lleva escrita muchos años. Tantos como han pasado desde que Charles Darwin publicase El origen de las especies, allá por 1859. El naturista inglés afirmaba en su famoso libro que la capacidad de adaptación al medio es lo que decide la supervivencia de una especie. Llevada al ámbito empresarial, la teoría de la evolución sirve como espejo donde mirarse. En un mundo en constante movimiento, la empresa y/o trabajador que tarde en adaptarse al cambio tiene todas las de perder. Puede que la digitalización plantee muchos retos, pero también favorece un cambio organizativo hacia un modelo de empresa más flexible y descentralizado. Y esa es una de las ventajas que las organizaciones deben saber aprovechar. Contar con una estructura productiva lo suficientemente flexible permite adaptarse rápidamente a los cambios, tanto de preferencia de los consumidores como de innovaciones en los procesos. Además, tener un puesto de trabajo estable y para toda la vida ya no es la norma. De hecho, el calificativo que mejor se adapta a la carrera profesional de cualquier persona es también el de flexibilidad, tanto en el salto de un empleo a otro como en las competencias que se demandan en cada momento dentro un mismo puesto de trabajo. Contar con una formación adecuada será lo que permita dar respuesta a los nuevos perfiles que demandarán las empresas.

¿Cuál será situación del empleo en España en el futuro?

Nuestro futuro próximo trae cambios. Muchos, muy rápidos y muy profundos. Pero todos ellos estarán llenos de oportunidades, tan solo hay que ser capaz de identificarlas y abrirse camino. Y es en esta labor en la que nos comprometemos a ayudarte. Infoempleo no es solo un lugar de encuentro entre empresas que buscan talento y candidatos que persiguen oportunidades. Somos referente en España en información sobre mercado laboral, y queremos aprovechar este aniversario tan especial para renovar nuestro compromiso contigo y compartir el deseo de seguir creciendo y caminando a tu lado. Juntos. Haciendo historia, tal y como hemos hecho en los últimos veinte años.