Cada vez con más frecuencia se instala en las empresas la idea de que el trabajo en equipo, en un contexto armonioso y motivador, es la base para conseguir unos buenos resultados. Buen ejemplo de ello es Cyberclick Group, una compañía que ha sido galardonada con el primer puesto en el Best Workplaces PYMES España 2014. Tomando como material las enseñanzas que le ha aportado su experiencia como CEO en esta empresa, David Tomás ha escrito un libro donde muestra las claves para convertir cualquier compañía en un lugar donde trabajar altamente motivado, La empresa más FELIZ del mundo. Según su autor, esa felicidad se puede construir si se es un buen GEFE, GEstor de FElicidad.

David Tomas_p-1Diriges una compañía del sector del marketing on-line, ¿cómo es el proceso de selección de personas en las empresas que lideras? Cuando un CV llega a tus manos, ¿qué es lo primero que miras?

Cuando nos llega un CV por primera vez miramos varios parámetros: cómo está presentado el currículo, la formación profesional, las habilidades o el e-mail de contacto. Por ejemplo, valoramos mucho que la carta de presentación esté personalizada y que el remitente demuestre verdadero interés en venir a trabajar con nosotros a Cyberclick.

Realizamos un proceso de selección laborioso. Hay que pasar varias entrevistas basadas, en una gran parte, en la actitud y los valores personales. Después de ver que estos están alineados con la empresa y nuestra cultura, es cuando empezamos a evaluar la experiencia y el conocimiento del profesional. Todas las personas del equipo han de aprobar de forma unánime una nueva incorporación y, si hay alguna duda, el candidato no entra. Además, cualquier persona que entra a trabajar en Cyberclick puede decidir a los tres meses de empezar –ya que son los meses de prueba– si quiere quedarse o no. En caso de que quiera irse, recibe dos meses de sueldo para que pueda salir a buscar un nuevo empleo.

Das una gran importancia a la comunicación dentro de la empresa que debe fluir en todos los sentidos. ¿Qué canales utilizas para valorar la temperatura emocional de la plantilla?

Tenemos un test de la felicidad para preguntar diariamente a todas las personas del equipo cuál es su estado emocional. En el cuestionario se pregunta a cada uno: en qué estado de ánimo ha llegado ese día y en qué estado se ha marchado (tiene como opciones superverde, verde, ámbar y rojo), también se le pregunta cuánto le gusta lo que ha hecho durante esa jornada, puntúa del 1 al 4 y tiene un espacio por si quiere hacer algún comentario. Los datos los analizamos una vez a la semana y, si ha surgido algún problema, vemos entre todos cómo podemos ayudar a solucionarlo. También se da la libertad de comentar los temas de forma individual.

El objetivo de medir el bienestar es saber si vamos por el buen camino y buscar nuevas fórmulas para mejorar constantemente.

Una cultura de empresa jerárquica es algo que hemos aprendido tanto directivos como empleados. ¿Qué cualidades necesita tener un trabajador para contribuir a la felicidad de la organización en una empresa como la tuya?

¡Que sea feliz! Eso es lo primero. Una empresa feliz se construye a partir de la felicidad individual de cada integrante. Por este motivo, las compañías han de poner de su parte y ofrecer incentivos a su equipo para que mejore su bienestar. No siempre han de ser económicos; con ofrecer flexibilidad horaria, la posibilidad de trabajar desde casa o depositar una total confianza en el profesional puede ayudar a aumentar la felicidad personal, incrementando así la grupal.

Y, en segundo lugar, que sea responsable. Una persona irresponsable no funcionaría en nuestro equipo, ya que la gente comprometida con su propia felicidad y con la de los demás da mucha importancia a cumplir con sus compromisos y son sensibles a cómo su propio comportamiento afecta al resto.

También es importante que los intereses y los objetivos profesionales de la gente estén alineados con la tarea que desarrolla, si no la persona será infeliz en su empleo.

Hablemos de conciliación. Una vida personal satisfactoria contribuye a mejorar el ambiente en el trabajo. Pero ¿cómo tiene que ser la jornada laboral para que aporte felicidad a tu vida personal?

En Cyberclick no tenemos horarios. Damos libertad total para que cada persona entre y salga cuando quiera, adecuando la jornada a sus necesidades personales o profesionales. Tal vez alguien ha de dejar a sus hijos por la mañana en el colegio y necesita entrar más tarde o está estudiando un máster por las tardes y necesita irse antes.

Alguien podría pensar que la gente se aprovecha de estas políticas. Sí que lo puede haber, pero, cuando contratamos a alguien, buscamos que sea una persona responsable y con la capacidad de gestionar su tiempo, ya que nosotros otorgamos total confianza a todos los integrantes del equipo. Al final, se trata de que ese profesional se autogestione y lleve adelante sus objetivos, sin mirar si entra a las 10, a las 11 o trabaja desde casa.

El protagonista de tu libro La empresa más feliz del mundo es un biólogo que tiene que enfrentarse a dirigir una empresa con sus conocimientos. Una mirada ajena ¿puede ayudar a mejorar la gestión en la empresa?

Puede venir bien que alguien externo ayude en la mejora de la gestión de la empresa, como la figura de un coach.

Pero el verdadero cambio siempre se originará internamente y por parte de los responsables de la compañía. También el equipo puede sugerir, de forma asertiva y buscando el momento adecuado, determinados cambios que sean sencillos de aplicar y que se vayan integrando poco a poco en la cultura empresarial.

Félix, el protagonista de mi historia La empresa más feliz del mundo, elegí que fuera biólogo porque es alguien ajeno a la empresa y tiene poco conocimiento de cómo funciona una. Pero gracias a su mente científica decide aplicar la lógica para remontar la compañía que ha heredado. Este factor a veces se encuentra a faltar en el entorno empresarial.

Lo que yo recomiendo a cualquier organización es que adquiera todo el conocimiento posible y busque qué políticas innovadoras se adecuan más a la cultura de su empresa y que les pueden ayudar a mejorar el bienestar general.

En tu libro aportas 11 claves para elevar los niveles de felicidad en la empresa. Estas recomendaciones ¿pueden aplicarse a empresas de cualquier sector y tamaño?

De lo que se trata es de que la empresa quiera y también los responsables y el equipo. La voluntad es lo primero que se ha de tener. Cuando lo piensas parece que resulta más fácil de aplicar en una compañía pequeña que en una mayor, pero las grandes corporaciones también pueden. Yo recomiendo que los empleados se organicen en pequeños equipos de no más de 12-14 personas y sean gestionados por un responsable. Así es más sencillo organizarse, que todo el mundo tenga voz y voto en las decisiones, se crean núcleos de confianza, la gente se ayuda a la hora de facilitar la conciliación laboral (hoy por ti mañana por mí) y es más sencillo trabajar el bienestar y la felicidad grupal.

La empresa más FELIZ del mundo es un libro que se lee de un tirón y cuyos consejos dan ganas de poner en práctica según se cierra el libro por su sencillez y sentido común. Félix, su protagonista, es biólogo. Ha vivido durante dos años con la tribu de los umeni en los que se ha dedicado a estudiar las plantas curativas que estos utilizan. Tras la muerte de su padre debe volver para hacerse cargo de las librerías que le ha dejado en herencia y que atraviesan problemas de solvencia. Las enseñanzas recibidas por los umeni y la felicidad con la que vive esta comunidad serán las claves para reflotar el negocio.