Los alumnos de cuarto curso de la ESO Andrea Briones Fernández (IES Antonio Llidó), Eduardo García Padilla y José María Coves Beneyto (Laude Newton College), y Alejandro Buyolo Aguilera (IES Misteri d’Elx) son los integrantes del primer equipo olímpico español que compite en unas Olimpiadas Lingüísticas Internacionales (IOL). La fase final de la IOL se celebra en Pekín entre el 21 y el 26 de julio.

Andrea, Eduardo, José María y Alejandro se ganaron el pasaporte para Pekín en las pruebas individuales de la fase final de la Olimpiada Lingüística Española (OLE) celebrada el pasado mes de marzo cuando consiguieron las cuatro mejores puntuaciones. Esta semana defenderán los colores nacionales frente a otros 200 alumnos internacionales provenientes de 40 países distintos.

Se trata de una competición muy exigente que requiere manejar conocimientos lingüísticos pero también de matemáticas y de lógica. Tal y como nos explica Eduardo, “las pruebas básicamente consisten en deducir la mecánica y el funcionamiento de una lengua que lo más seguro es que no hayas escuchado nunca”. Además para resolver los problemas, los participantes tiene que hacer gala de mucha paciencia y capacidad de concentración. No en vano cada una de las pruebas puede durar hasta cuatro horas seguidas. “Son retos para la mente”, comenta orgulloso José María que todavía recuerda cuando tenía que explicarle a sus amigos que aquello “no lo hacía por peloteo al profesor sino para conseguir algo importante por sí mismo”. Andrea y Alejandro por su parte todavía recuerdan, y nos cuentan con una inmensa sonrisa, la alegría y la satisfacción al saber que en Pekín se enfundarán por primera vez en su vida una camiseta para defender a un país.

Según Gema Ramírez, directora de Prompsit Language Engineering y organizadora de la OLE, los cuatro representantes españoles en la Olimpiada Lingüística Internacional “son cuatro alumnos que han demostrado tener una capacidad excepcional para enfrentarse a un problema desconocido y resolverlo con sus propios conocimientos de lengua, matemáticas y lógica”. En Pekín les esperan, en palabras de Stanislav Gurevich, miembro del comité organizador de la OIL, “otros chicos y chicas que como ellos, quieren saber más, que tienen interés en conocer las lenguas del mundo y a los que les gusta pensar”.

Las Olimpiadas Lingüísticas Internacionales se celebran desde mediados de la década de los 60. Durante aproximadamente cuatro décadas han estado monopolizadas por estudiantes de distintos países de la Europa del Este y Rusia. Sin embargo, en los últimos años las Olimpiadas Lingüísticas Internacionales se han extendido a Europa Occidental, Asia, Norteamérica y Australia. La fase final de estas Olimpiadas se celebra anualmente desde 2003.

España participa este año por primera vez de forma oficial en este campeonato.