¿Quién hablaba inglés en los 90 en España? Pocos, muy pocos. Si sabes qué es rebobinar una cinta con un boli bic puede que tú o alguno de tu clase fuerais de los primeros que al terminar el instituto se marchara a Londres de aupair o de camarero a aprender inglés. Ese conocimiento habrá sido un valor añadido en vuestro currículum a la hora de acceder a un puesto de trabajo.

Pero, aunque cada vez son menos los que necesitan traducción simultánea en los eventos con ponentes extranjeros, solo un 18% de la población española es capaz de mantener una conversación en inglés.

Saber idiomas se cotiza al alza

Si ponemos el foco en el mercado laboral veremos que este idioma es el más valorado en aquellas ofertas de empleo en las que se pide saber expresarse en otra lengua. Su importancia se ha incrementado a lo largo de estos años, tanto por la llegada de multinacionales a nuestro país como por la internacionalización progresiva que han experimentado las grandes empresas españolas y la economía en general.

Hablan los datos. En las ofertas de puestos de trabajo, las habilidades con los idiomas cada vez tienen más peso. Según las cifras que aporta el Informe Infoempleo-Adecco sobre la oferta y la demanda en España 2014, el 33% de las ofertas de empleo incluyen entre sus requisitos el conocimiento de al menos un idioma. Esto supone un punto más que en el informe anterior (2013).

¿Por qué piden saber idiomas las empresas?

Los factores que influyen de forma determinante para que una empresa añada entre sus requisitos en la oferta de trabajo el manejo de una lengua extrajera son tres básicamente:

  • La nacionalidad de la empresa. Ya que se valora la capacidad de comunicación con la sede principal de la empresa en el propio idioma además de ser capaz de utilizar la documentación interna de la compañía sin necesidad de traducirla.
  • Si la especialización del puesto tiene los referentes en otro idioma. Por ejemplo, si te dedicas al mundo de las calderas, saber alemán hará que tu perfil sea muy valioso, ya que la producción alemana es puntera en el sector.
  • La actividad que se desarrolla. Si, pongamos por caso, una empresa se dedica a la exportación de frutas y verduras ecológicas al mercado europeo, saber inglés en el departamento de ventas será un requisito indispensable.

El peso de la proximidad geográfica con otro país

El inglés es el idioma que prevalece entre las condiciones de las ofertas de trabajo con otras lenguas. Se pide su conocimiento en un 89,52% de los casos. Después de este reinado indiscutible, en segundo lugar las peticiones de conocimiento de otro idioma se realizan en alemán (7,24%), francés (7,09%) y portugués (1,19%). Pero estos porcentajes cambian dependiendo de la cercanía a otro país de la comunidad en la que se ofrezca el puesto. El francés se pide en el 12,13% de las ofertas que indican idiomas en Cataluña y el 10,43% en el País Vasco. El portugués se pide en el 6,77% de las ofertas con idiomas en Galicia.

Diferencias dependiendo del cargo, departamento y sector

Buceando en el citado informe descubrimos que el departamento de márketing y comunicaciones es el que más competencias en idiomas solicita (40,75%). Para los puestos de dirección se pide el conocimiento de al menos otro idioma en el 52,23% de los casos (el inglés, of course).

En cuanto a sectores, el que más necesita de gente políglota es el de las telecomunicaciones (41,26%), seguido por el de la sanidad (40,20%). Sorprendentemente, hostelería y turismo se encuentra en cuarto lugar, por detrás de recursos energéticos (39,55%), con un 36,97%.

Y la cosa irá a más, así que sácale brillo al to be y arráncate a hablarlo. Estos lo llevan muy bien: