Cada año más gente se anima a estudiar cursos y carreras a distancia. Entre otras razones, porque la gente busca reciclarse en su formación para tener más posibilidades de encontrar trabajo y porque las tasas de este tipo de universidades no han aumentado tanto como en las universidades presenciales. Pero estudiar a distancia, pese la comodidad que supone a la hora de compaginarlo con otras actividades como el trabajo, tiene su dificultad, y no todo el mundo es capaz de rendir tanto como piensa en un principio.

Como siempre, hay consejos que nos pueden ayudar a llevar mejor esta modo de formación y a conseguir el éxito.

Ten siempre en mente la meta: a veces, cuando estudiamos, nos desanimamos y no logramos ser tan constantes como sería ideal. Algunas materias son densas y aburridas, tenemos otras cosas que hacer que nos distraen del estudio… La clave para superar esta barrera está en la motivación: tener presente por qué estamos estudiando.

Conoce tus limitaciones: si trabajas, llevas tu casa, tienes familia… el tiempo de estudio queda muy reducido. No te cargues más trabajo del que podrás llevar. Sé realista y matricúlate en la cantidad de asignaturas que sabes que podrás aprobar, ya que, si no, te frustrarás.

Organízate: intenta dedicar cada semana unas horas fijas a estudiar, encontrando un equilibrio con el resto de actividades que realices. Te ayudará a ser constante y no encontrarte una montaña de trabajo la última semana. Además, realizar las actividades propuestas y los exámenes en los plazos te ayudará a estar al día.

Prioriza: identifica aquellas actividades que sean más urgentes y márcate pequeñas metas. Intentar hacerlo todo a la vez es poco eficiente.

Sé curioso: pregunta todas las dudas que necesites a tus profesores y tutores, y consulta las fuentes complementarias recomendadas en las bibliografías incluidas en los apuntes. Te ayudará a ampliar conocimientos y seguir avanzando.

Aprovéchate de las nuevas tecnologías: te ayudarán a estar en contacto constante con profesores, tutores y compañeros, y podrás compartir ideas, dudas, apuntes…

Resume: intentar aprender absolutamente todo del tirón es una mala idea. Resumir y esquematizar los conocimientos te ayudará a asimilarlos mejor y te vendrá muy bien a la hora de repasar las materias.

Elige un buen lugar para estudiar: concentrarse es complicado y depende en gran parte del lugar que se escoja. Cuantas menos distracciones, mejor. Debe ser un lugar en el que estés cómodo y en el que las condiciones de iluminación, temperatura y silencio sean adecuadas.

Como veis, no es tan diferente de estudiar presencialmente, sólo hace falta un poco más de disciplina para alcanzar el éxito.

Si te interesa cursar una carrera a distancia, no dejes de consultar nuestros cursos.

Si quieres aprender técnicas de estudio, no te pierdas estos cursos.

 

 

The readers con licencia CC (Flickr) de Jose Maria Cuellar