En muchas ocasiones hemos hablado en este blog la necesidad de ser proactivos y originales a la hora de afrontar el paso de la vida académica a la vida laboral. En ese camino, la primera y principal herramienta que tenemos que saber utilizar es el propio currículum. Hoy te presentamos algunas herramientas con las que podrás hacer un CV animado con el que tratar de impresionar y captar la atención de las empresas. Y te damos algunos consejos sobre cómo utilizarlos.

Lo cierto es que cada vez es más difícil ser originales. Currículos se han hecho ya de todas las formas posibles. Hay videocurrículos, currículos con códigos QR, con realidad aumentada… Incluso se han hecho algún currículum en formato de cómic. Hay quien los publica en twitter, en vine o en facebook. Y quien los canta en el metro acompañado de un ukelele. Pero siempre queda un espacio para la originalidad.

A continuación puedes ver algunas herramientas que, si bien no están pensadas específicamente para hacer un currículum, sí que las puedes aprovechar para esta tarea. Todas ellas son online, gratuitas y bastante sencillas de utilizar. Ah, y algunas de ellas incluso tienen aplicación para móvil y tablets. El resultado final puede ser un video o una presentación con la que optar a ese puesto de trabajo con el que sueñas.

Wideo, por ejemplo, es una plataforma muy intuitiva que te permite hacer vídeos con animaciones. Su funcionamiento es realmente sencillo. Sólo necesitas tener a mano todos los materiales que quieras incluir: dibujos, efectos de sonido, músicas… Porque no tiene galerías propias.

Prezi es una herramienta que te permite hacer muy fácilmente una presentación animada ideal para currículos. Prezi convierte la pantalla del ordenador en un inmenso lienzo sobre el que tú mismo puedes sugerir el recorrido a través de los distintos elementos que introduzcas. La aplicación se encarga de hacer los movimientos de cámara, paneos, zoom in o zoom outs. El principal problema que tiene es que no puedes descargar la presentación en formato video, sólo guardarla en tu cuenta. También puedes descargarla, eso sí, como un archivo ejecutable. Pero tu interlocutor necesitaría de nuevo un navegador y Prezi para verla. Otra opción menos ortodoxa es hacer tu propia presentación, ejecurtarla y grabarla con cualquier programa tipo CamStudio.

A diferencia de las plataformas anteriores Educreations tiene una ventaja, y es que la propia herramienta te permite hacer los dibujos que luego puedes animar. Es lo más parecido a una pizarra. Con la ventaja añadida de poder superponerle música, efectos de sonido o locuciones de audio.

ThingLink es otra herramienta absolutamente intuitiva que te permite subir una imagen (ya sea un dibujo vectorial, una fotografía, o tu propio currículum en formato .jpg) y añadirle distintas capas con otros elementos: músicas, audio, videos o incluso enlaces. No permite realmente hacer animaciones con los elementos pero el resultado final es un trabajo interactivo animado en sí mismo.

Vizify es otra de esas herramientas, en este caso con una poderosa interfaz gráfica, que te permite hacer una biografía en varias dimensiones por la que el usuario puede navegar. Es muy fácil de usar. Y rápida.

Además, aquí te dejamos una serie de consejos para hacer tu currículum animado que esperamos que te resulten útiles:

| Tienes que tener muy claro qué quieres incluir, más claro incluso que en el currículum tradicional, porque aquí dispones de menos tiempo y espacio para llamar la atención. Sintetiza, ve al grano. Piensa que al final, el destinatario de tu currículum sólo se va a recordar un par de cosas de ti.

| Tienes que conseguir captar la atención desde el principio con alguna llamada, imagen ó efecto original. Después, cuenta lo más interesante de ti, de más a menos. Pero no dejes nunca para el final lo mejor porque no sabes hasta qué segundo del video llegará la persona que tiene que contratarte.

| Nadie es capaz de mantener la atención delante de la pantalla de un ordenador durante mucho tiempo. Que tu videocurrículum no dure más de un minuto. Piénsalo, un spot de televisión son 20 segundos.

| El vídeo o la presentación resultante no pueden ser archivos muy pesados. Para poder enviarlo por correo electrónico y para que cargue rápidamente y no se convierta en una experiencia frustrante.

| Si el resultado es una presentación por la alguien debe navegar, haz que esa navegación sea lo más sencilla posible; evita las transiciones recargadas que en seguida se hacen pesadas.

| Ah, y muy importante, comprueba siempre que el tamaño de letra de tu currículum animado es suficientemente grande para ser legible.

Un último consejo, no te esperes a terminar los estudios para hacer tu currículum. Tu propia vida académica puede y debe formar parte de tu marca personal, un nuevo concepto que traspasa las fronteras del currículum tradicional.

Imagen: Trimuph Finn (Flickr – CC) de JD Hancock