En 2015 te animamos a empezar el año sacando brillo a tu CV. Este 2016 te damos las claves para reformularlo por completo, si hace falta. ¿Cuáles son los errores imperdonables y lo que no debe faltar en tu currículum para que sea de 10? Sigue leyendo.

Lo que no debe faltar

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que los seleccionadores no te conocen de nada, no han visto lo bien que le caes a todo el mundo, ni lo mucho que te esfuerzas por que el trabajo salga perfecto. Ellos solo saben de ti por tu CV, así que dedícale el tiempo que sea necesario para que se lleven una buena impresión.

  • Adáptalo a la oferta. Uno de los aspectos que más influye a la hora de descartar un curríuculum es que no se adapte a la oferta. Desde el departamento de RRHH de Airbus recomiendan destacar lo más relevante según la vacante a la que quieres optar, porque reciben múltiples candidaturas en un breve espacio de tiempo y esto es lo que les ayuda a seleccionar.
  • Redáctalo con claridad. Es aconsejable elaborar un documento en el que presentes la información de forma clara, breve y concisa. Sigue una estructura clásica para que los reclutadores no se pierdan en el contenido: foto (si es para España, hay países en los que se ve muy extraño adjuntarla); datos personales actualizados y muy visibles; formación académica y complementaria (si tienes una trayectoria extensa, deja el apartado de formación después del de experiencia laboral); experiencia laboral (con una breve descripción de las funciones, algo que aconseja el departamento de RRHH de una multinacional tecnológica de nuestro país que también ha colaborado en al redacción de este post); competencias en idiomas (según marco común europeo); competencias informáticas (especifica programas y niveles de manejo), y otros datos de interés (disponibilidad, carné de conducir…). No está de más incluir un apartado de habilidades con las capacidades en las que creas que destacas (liderazgo, trabajo en equipo, gestión de recursos…).
  • Diséñalo con gusto. El aspecto de tu CV quizá no sea determinante, no lograrás que te seleccionen si es muy bonito pero no se adapta al puesto. Tampoco te van a descartar si entregas un documento con un diseño poco acertado si tu candidatura es buena. Sin embargo, siempre se valorará el que hayas dedicado un tiempo a presentarlo visualmente atractivo.

Dos errores imperdonables muy comunes

  • Que aparezca una mentira. Ya te hemos dado consejos sobre cómo disfrazar lo que no interesa de tu currículum, no es cuestión de mentir ni de desvirtuar la realidad. La honestidad se presupone; una mentira puede afectar no solo al proceso de selección sino también al desempeño de tu actividad cuando entres en el puesto. Pierdes credibilidad como profesional. Desde Airbus destacan que “es especialmente importante reflejar de una forma veraz los datos, conocimientos, habilidades, formación y experiencia”.
  • Que no esté actualizado. Un currículum sin actualizar denota que no te has tomado ni siquiera la molestia de anotar las últimas experiencias o formación, algo que no te lleva más de media hora (en muchos casos ni 10 minutos). Si para cumplir un objetivo tan sencillo como es presentar tu CV en un proceso de selección das muestra de este descuido, es muy posible que no confíen en que lleves a cabo con eficiencia tareas más complejas.

Aún te damos más consejos para que en 2016 hagas que tu CV saque nota en los procesos de selección. Si no cuentas con el perfil que se requiere, no te vas a salvar de que te descarten; pero si te aproximas a lo que los reclutadores están buscando, sí puedes hacer que tu candidatura destaque. Entra en acceso a candidatos de nuestro buscador y encontrarás la oportunidad de ponerlo en práctica.