Cuando una relación laboral finaliza las cosas se suceden muy rápido y hay que hacer gran cantidad de trámites limitados por plazos cortos. Y, admitámoslo, mejor que sea así a que se alargue la agonía de una situación, en general, incómoda. Así que, tengas en mente tu marcha inminente o te haya pillado desprevenido la salida de tu puesto de trabajo no está de más echarle un vistazo a esta check list para que no se quede nada en el tintero a la hora de saldar las cuentas.

Tanto si tu salida ha sido de forma voluntaria como si la causa ha sido un despido hay que saldar los días trabajados de ese mes, las vacaciones pendientes que no se hayan disfrutado y lo correspondiente a las pagas extras. Hablamos del finiquito.

Consejos antes de firmar el finiquito

Antes de firmar el finiquito ten en cuenta estas cuestiones para comprobar que el cálculo es correcto. Lo recomendable es firmar con la fórmula “pendiente de comprobación” o, directamente “no conforme”. La razón es que puedas llevarte el documento a casa para hacer tus cuentas o consultarlo con un especialista.

En caso de que no se te haga entrega del importe en el momento de la firma es recomendable que aparezca la frase “cantidades no recibidas”. Si no se recibieran sería la forma de reclamarlo. La firma del finiquito es la constatación de que la relación laboral ha finalizado y las cuentas han quedado saldadas por ambas partes. Si, una vez firmado, no se estuviera de acuerdo sería difícil de reclamar.

Es importante comprobar que la fecha de la firma es la que corresponde. Lo habitual es que esta nómina final se entregue el último día trabajado. En el momento de la entrega debes quedarte con una copia exacta de lo que firmas.

Consejos antes de firmar tu finiquito

Haz el cálculo de todo lo que se te debe

Revisa estos conceptos antes de la firma.

Salario de los días del mes trabajados hasta el momento del despido: Se hará un prorrateo de los días trabajados junto con los complementos correspondientes en bruto. En caso de que la obligación de dar el preaviso te correspondiera a ti y no hubieras cumplido, el empresario tendría derecho a descontarte cada día de preaviso que faltara.

Pagas extraordinarias: Dependiendo de cómo se devenguen en la empresa las pagas extraordinarias, es decir cada cuanto se genera el derecho a recibirla, la cantidad en este apartado será diferente. También tendrás que tener en cuenta si se prorratean, es decir, si se dividen entre doce meses o en catorce pagas. En caso de que estén prorrateadas la cantidad que corresponda a este concepto será menor puesto que te han ido “liquidando” esa parte mes a mes.

Vacaciones: Las vacaciones no disfrutadas deben aparecer en este documento. Si la relación laboral se extingue en el primer semestre lo habitual es que no se haya podido disfrutar de las vacaciones de verano. Tendrán, entonces, que abonarse junto con los pluses correspondientes (excepto el plus de transporte, ligado a la asistencia al puesto de trabajo). Puede ocurrir que se hayan disfrutado de más vacaciones de las que correspondan, en este caso se restarán del finiquito aquellos días disfrutados de más.

Si has trabajado horas extras que todavía no te han abonado o tienes derecho a parte de una paga de beneficios (consulta antes el convenio ya que, a veces, estas pagas están en función de si se está en la empresa en el momento del devengo) también deben de aparecer reflejadas.

Estas cantidades aparecerán en bruto y después se reflejará la parte de cotizaciones e IRPF que corresponda. Si el documento incluyera la indemnización por despido (ojo, no confundir con el finiquito) esta cantidad no estaría sujeta a estos descuentos, ya que está exenta.

Ojo, si pasa más de un año no podrás cobrarlo

El finiquito no se firma solo en caso de despido o baja voluntaria también en el caso de finalización del período de prueba, excedencia o trabajadores fijos-discontinuos al finalizar cada período.

En caso de que no se firme el finiquito hay un año de plazo para que pueda cobrarse, pasado ese tiempo la obligatoriedad de pagar lo adeudado por parte de la empresa prescribe.