Guatemala es un país donde la economía no ha crecido de una manera tan brillante como lo hizo en Brasil, pero sí ha sido más prudente y estable. Según el Banco Mundial, ha tenido uno de los mejores desempeños económicos de América Latina, con una tasa de crecimiento por encima del 3% en 2012 que se ha ido incrementado cada año. Puede ser la opción que estás buscando para emplearte en el extranjero.

El segundo sector que genera más divisas al país es el del turismo, por detrás de la agricultura. Se prevé el crecimiento de los servicios en suelo guatemalteco, un exuberante paisaje natural, cuna de antiguas civilizaciones, que recibe cada año a más de dos millones de turistas. Constituye una buena oportunidad para las iniciativas empresariales en distintas áreas y para mano de obra cualificada.

Sin embargo, tiene también una cara B muy poco atractiva, que es la desigualdad social y la pobreza extrema, todavía en índices muy altos; la inseguridad ciudadana a la que hay que enfrentarse cada día y una orografía muy bella, pero también peligrosa por el riesgo de los volcanes en activo y la época de huracanes.

Trabajar en Centroamérica

Trámites y papeleo para establecerse en Guatemala

Si vas a quedarte un tiempo en Guatemala y continuar con tu carrera profesional en este país, lo principal es obtengas el visado y, posteriormente, solicites la residencia temporal. Si eres español, no necesitarás un visado de entrada. Podrás permanecer en el país durante 90 días como turista y renovar sin problemas este visado otros 90 días más.

La residencia temporal tendrás que solicitarla en la Dirección General de Migración de Guatemala. Además de rellenar la documentación pertinente, se te exigirá que cuentes con un garante guatemalteco que se haga responsable de posibles gastos que le puedas llegar a generar al Estado. Pasados dos años, podrás optar a la residencia permanente.

Guatemala no forma parte del Convenio de la Haya, que suprime la exigencia de legalizar los documentos públicos extranjeros. Así pues, los documentos que emita una autoridad española tienen que legalizarse a través del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación español.

Hay un aspecto que deberás tener en cuenta si encuentras un trabajo en Guatemala. España no tiene suscrito un convenio de seguridad social con este país, por lo que los años que cotices allí no te contarán a la hora de solicitar aquí una pensión. Si tu idea es estar solo algún tiempo, una solución para generar derechos pasivos en España es cotizar a la Seguridad Social española también.

El día a día de la sociedad guatemalteca

Como hemos apuntado al principio, vivir en Guatemala no siempre es fácil, aunque, tal como aseguran emigrantes que llevan años establecidos, puedes pasar momentos excepcionales. Es un país que ha sufrido una cruenta guerra civil durante 36 años. En 1996 se firman los Acuerdos de Paz y establece una democracia, pero este horrible pasado tan reciente deja huella.

El Ministerio de Asuntos Exteriores advierte de la peligrosidad extrema de algunas zonas por la escalada de violencia que se ha registrado en los últimos tiempos y manifiesta que no hay ninguna región en suelo guatemalteco de la que se pueda afirmar que es segura. Si tu actividad está relacionada con una ONG o alguna forma de voluntariado que se lleve a cabo en zonas rurales, conviene que te informes antes en la embajada o en Oficina Técnica de la Cooperación Española sobre el riesgo concreto del lugar.

El consejo de los emigrantes que más tiempo llevan allí es que no te descuides ni te confíes, que siempre tienes que estar pendiente y evitar llamar la atención innecesariamente. Se puede hacer una vida muy llevadera y agradable, pero sin olvidar mantener esta vigilancia y seguir las recomendaciones sobre seguridad.

Otra de las principales recomendaciones tanto si se viaja como si uno piensa establecerse, es contratar un seguro de sanidad privado. Guatemala cuenta con hospitales y servicios sanitarios públicos, pero muy precarios, no es un sistema todavía afianzado y de calidad.

Enlaces de interés