La Renta Mínima de Inserción (RMI) es un recurso al que tienen derecho (con rango de ley) las personas que cumplan con los requisitos. Tiene como objetivo actuar en dos líneas, la primera y principal sería cubrir las necesidades básicas de una unidad de convivencia (UdC) como la alimentación, vivienda, asistencia médica, educación y otros gastos que no estuvieran cubiertos por los sistemas públicos de educación o /y sanidad. La otra función es capacitar para la inserción laboral.

Se trata de una ayuda destinada a garantizar unos ingresos mínimos si estos no pueden obtenerse por otras vías como el empleo.

Para orientaros sobre este tipo de ayuda nos hemos centrado en la que ofrece la Comunidad de Madrid pero en la parte inferior añadimos información para solicitar este subsidio en otras comunidades.

Para poder recibir la ayuda es necesario cumplir con una serie de requisitos que han de satisfacerse tanto individualmente como en la unidad de convivencia.

Individuales

  • Tener residencia legal en España.
  • Haber residido en el último año en la comunidad donde se solicite (se contemplan casos en los que no es necesario)
  • Tener a cargo menores o personas con discapacidad igual o mayor al 45%
  • Tener entre 25 y 65 años
  • Ser menor legalmente emancipado
  • Ser mayor de edad pero menor de 25 años y haber estado bajo tutela en otras situaciones similares.
  • Ser mayor de 65 años pero no cobrar pensión y no tener derecho a la no contributiva.
  • Estar dispuesto a firmar un compromiso para formalizar un programa individual de inserción.
  • No tener recursos suficientes. Si los recursos de la unidad familiar son iguales o superiores a la cuantía de la Renta Mínima de Inserción no se cumple el requisito.

De la unidad de convivencia

  • Estar constituida hace más de seis meses (aunque se contemplan otros casos)
  • No tener ninguno de los miembros acceso a otras pensiones o ayudas a las que pueden tener derecho.
  • Los menores de la unidad de convivencia deben estar escolarizados.
  • Ingresos que no superen el límite de ingresos.
  • Dentro de la UdC que no haya nadie en situación de excedencia que no haya solicitado su incorporación, o que haya reducido o causado baja voluntaria de un empleo.
  • Cuantía de la Renta Mínima de Inserción (RMI)

La prestación mensual básica es de 400 euros para 2018. Los complementos variables se añadirían al resto de personas que convivan con el solicitante: 2ª persona: 112,67€, 3ª persona y siguientes 75,11€ más. El importe máximo serían 735,90 euros que coincide con el salario mínimo interprofesional (SMI).

Documentación necesaria (Original y copia compulsada)

La documentación necesaria es cuantiosa. A través de las asociaciones vecinales se ofrece ayuda para conseguir toda la documentación. También funcionan como intermediación para revisar la solicitud en caso de que haya sido denegada por alguna razón de forma. Este sería el listado

  • Copia del NIF/NIE del solicitante.
  • Certificado de empadronamiento donde consten todas las personas empadronadas en el domicilio, así como fecha de antigüedad.
  • Certificación de imputaciones fiscales de la AET.
  • Certificados de pensiones o prestaciones sociales.
  • Copia del Libro de Familia completo.
  • Justificantes de ingresos de todos los miembros que componen la unidad de convivencia.
  • Certificación del Servicio Público de Empleo Estatal relativo a la percepción de prestación o subsidio por desempleo o Renta Activa de Inserción.
  • Documentación acreditativa de la cuantía actualizada de pensión compensatoria o de alimentos.
  • Documentación acreditativa del patrimonio mobiliario o inmobiliario de todos los miembros de la unidad de convivencia.
  • En su caso, sentencia de separación o divorcio, o acreditación de haber iniciado los trámites judiciales para ello.

Dónde acudir para solicitarla

Para solicitarla hay que acudir a los servicios sociales comunitarios de la localidad donde se esté empadronado aunque muchas comunidades ofrecen la posibilidad de solicitarlo por internet.

RAI y RMI

Una de las principales diferencias con la RAI (Renta Activa de Inserción) es que esta última solo puede cobrarse durante once meses. La RMI en algunas comunidades es sin límite mientras se cumplan las condiciones y en otras se puede renovar.

En estos enlaces puedes consultar las condiciones para recibir esta ayuda en tu comunidad.