Actualmente la formación de postgrado suele ser el camino habitual para seguir creciendo en el ámbito formativo y laboral para los estudiantes de grado. Sobre todo porque aporta una mayor especialización y ahonda en ciertas materias, lo cual ayuda a definirte profesionalmente y a orientarte mejor hacia un empleo. ¿Sabías que el 20% de las ofertas de empleo exigen formación de postgrado? Por eso contar con él puede ser el impulso definitivo que necesites.

Si estás pensando en continuar formándote, seguro que por tu mente ha pasado la opción de estudiar un postgrado. Es normal que puedas tener algunas dudas, porque se trata de una decisión que hay que tomar teniendo en cuenta muchos pros y contras. Por eso, antes de inclinar la balanza hacia un lado u otro, te recomendamos que eches un vistazo a estos consejos que te ofrece la Fundación ADEIT.

1. Trayectoria del postgrado

Cuantas más ediciones, mayor garantía de calidad. Contar con experiencia en el ámbito formativo es fundamental porque la trayectoria y el bagaje que aporten tanto el centro como sus titulaciones representan un valor añadido. Además podrás consultar a los alumnos de anteriores promociones acerca de su experiencia, te podrán dar consejos y tendrás unos referentes que pueden ayudarte a elegir.

2. Prácticas en empresa

Que el centro formativo de postgrado oferte opciones de poner en práctica lo aprendido, mediante los conocimientos teóricos, es imprescindible para sacarle el mayor provecho posible. Por eso, te recomiendan que compruebes las instituciones y empresas disponibles en las que se puedan realizar prácticas. Será un contacto directo con el mercado laboral y, en muchos casos, la puerta de entrada a algunas empresas, en las que podrás crecer profesionalmente.

3. Actualización de los contenidos

Uno de los puntos más interesantes sobre esta formación superior es su cercanía con el mercado laboral. Normalmente sus contenidos se encuentran próximos a la realidad y ello implica que se encuentren más actualizados que otras opciones. A la hora de elegir, te recomiendan que revises el programa y las materias que se abordarán, con esa información, puedes contrastar lo que te pueden aportar y si realmente es lo que las empresas están demandando en las ofertas que publican.

4. El cuadro docente

Los profesores serán los encargados de trasmitirte todos los conocimientos que precisas, por eso es importante que veas quiénes forman parte del claustro. Revisa el número de profesionales en activo. Ellos podrán aportarte una visión muy cercana del sector al que quieres dedicarte. Sus errores y aciertos te podrán servir como guía cuando tú mismo te dediques a ello.

5. El precio

Muchas veces es el factor decisivo y determinante. Éste tendrá que ajustarse a tu presupuesto. Por otro lado, tendrás que valorar si se adecúa a la formación que ofrece, es decir, la relación calidad-precio. En este sentido, no dejes de revisar las becas y las opciones de financiación, ya que pueden convertirse en buenas aliadas para no descartar algunas de las alternativas.

Postgrado