Si estás en el paro es casi seguro que te has planteado la posibilidad de emprender un negocio para  continuar con tu trayectoria profesional. El pasado lunes entró en vigor la nueva “Ley de emprendedores”. Si estás pensando en emprender  te aconsejamos que la leas detenidamente y te adelantamos algunos puntos que especialmente te interesará conocer.

Con esta ley se pretende impulsar la creación de la cultura de emprendimiento en España incluyendo la formación en esta materia desde la educación primaria y favoreciendo la creación de empresas de estudiantes. Otro aspecto que se quiere favorecer es el impulso al emprendedor con tarifas planas reducidas en la cuota de autónomo, eliminar el capital mínimo para la creación de empresa con unas condiciones, crear incentivos fiscales por reinversión de beneficios o no pagar el IVA hasta que se cobre la factura. Verás que hay más cuestiones como ayudas a la internacionalización, beneficios fiscales para los inversores o financiadores de emprendedores, etc.

Destacamos los siguientes puntos que se desarrollan en la ley:

1.- Tarifa plana reducida para nuevos autónomos. Se extiende el concepto de tarifa reducida que se aplicaba a autónomos de menos de 30 años. Con esta ley cualquier nuevo autónomo puede acceder a una tarifa reducida de aproximadamente 75 euros independientemente de su edad los primeros seis meses, (reducción del 80%), a una reducción del 50% en los seis siguientes (aproximadamente 145€) y el 30% en los seis siguientes (más o menos 170€). También podrán adherirse personas que ya han sido autónomos pero lleven más de cinco años dados de baja.

2.- No se adelantará el IVA de las facturas. Esta es una antigua reivindicación de las empresas. Pues a partir de 2014 todos los autónomos y las pymes que no facturen más de dos millones de euros, no abonarán el IVA a hacienda hasta que hayan cobrado la factura. Habrá que adaptar la contabilidad de caja para cumplir unos requisitos, pero es una magnífica noticia.

3.- Posibilidad de crear la empresa sin capital mínimo. Se crea una nueva figura de mercantil la sociedad limitada de formación sucesiva para la cual, a cambio de no poder distribuir dividendos  y restricciones en la retribución anual que pueden cobrar los socios, se elimina la necesidad de aportar los 3.000€ de capital.

4.- Emprendedor de responsabilidad limitada. La nueva ley limita la forma en la que los pequeños emprendedores y autónomos respondían con sus propios bienes de las posibles deudas de la empresa. Por ejemplo, un emprendedor no podrá perder su casa, siempre que no supere los 300.000€ de valor, por deudas de la empresa.

5.- Deducción por reinvertir los beneficios. Los emprendedores tendrán una deducción del 10% en el impuesto de sociedad si reinvierten sus beneficios en nuevos proyectos que tengan una duración de cinco años.

6.- La segunda oportunidad. Cuando un emprendedor fracasaba en su proyecto, las deudas que tenía del anterior normalmente no le permitían volver a intentarlo. Ahora se amplía hasta en dos años el plazo para asumir las deudas en caso de que se enfrente a un posible embargo y se abre la posibilidad de acuerdos extrajudiciales para facilitar que el emprendedor empiece un nuevo negocio con el que asumir las pérdidas del anterior.

7.-Deducciones fiscales para inversores.  Para apoyar la captación de financiación en los inicios de las pequeñas empresas, los pequeños inversores obtendrán una deducción en la cuota anual del IRPF y si al retirar su inversión de una empresa este capital lo destinan a invertir en otra, su ganancia patrimonial estará exenta de impuestos. La intención es facilitar la inversión en proyectos emprendedores por figuras como los “business angels”.

 Son muchas más las novedades como el visado a emprendedores extranjeros, ayudas a la internacionalización o la contratación de trabajadores foráneos o la licencia exprés. No obstante destacamos los anteriores para animarte a que profundices un poco más en informarte en las ventajas y desventajas de esta ley.

¿Te parece que es una ley positiva o piensa que no es oro todo lo que reluce?