Cibervoluntario se asocia muchas veces a formaciones políticas. Perfiles muy activos que llegan hasta nuestros muros y que promueven los valores y propaganda de un partido. Pero ser cibervoluntario no tiene por qué respaldar más ideología que la de querer ayudar a otros con tus habilidades tecnológicas. La alfabetización digital y la formación frente al ciberacoso o el ciberfraude son campos naturales donde se desarrolla esta actividad.

Ya hemos comentado en otras ocasiones lo que puede aportar el voluntariado a tu perfil profesional. Si está bien regulado y no constituye un abuso laboral o una forma de ahorrarse un puesto de trabajo, el voluntariado puede representar una buena manera de experimentar el mundo profesional.

Muchos reclutadores dan importancia a este tipo de prácticas en perfiles junior. Por este motivo, si estás tratando de encontrar tu primer empleo y posees experiencia en voluntariado, no olvides incluirlo en tu currículum.

Cómo ayudan los cibervoluntarios a otras personas

Hay muchos campos donde tus habilidades tecnológicas serán bienvenidas. Entre otras:

  • Alfabetización digital. No se trata solo de ayudar a que personas que no saben manejarse con un ordenador. También se puede orientar sobre el empleo de smartphone o de tabletas, y de sus aplicaciones. Cómo realizar tareas sencillas como escribir un correo o guardar las fotos del móvil pueden mejorar la gestión cotidiana de una persona sin habilidades digitales.
  • Lucha frente a los abusos y delitos en la red. En este campo se puede realizar una gran labor. Hay buenas prácticas de seguridad y privacidad de perfiles que las generaciones más jóvenes tienen integradas como algo natural, pues saben dónde están los peligros. Sin embargo, los más mayores que no han tenido tanto contacto con las tecnologías no entienden la “filosofía” de los delitos en la Red. Por otro lado, la orientación en el manejo de perfiles sociales y difusión de imágenes propias puede resultar de gran ayuda, así como en el uso y control parenteral de aplicaciones y dispositivos.
  • Apoyo a iniciativas solidarias. Muchas iniciativas necesitan que se difunda su proyecto para conseguir apoyos o presencia en la Red. Tus habilidades aquí pueden ser de gran utilidad.

Habilidades tecnológicas para cibervoluntarios

Dónde ofrecerse como cibervoluntario

Para ofrecerse como voluntario conviene tener algo presente: no propongas ni aceptes tu participación en sustitución de un puesto de trabajo. Actúa con la máxima honestidad y compromiso, pero sin las obligaciones que adquiriría alguien con un contrato. De esta forma puedes poner una barrera ante el abuso del trabajo voluntario.

Algunas ideas que puedes poner en práctica son las siguientes:

  • Charlas en centros de estudio. Elabora una programación de charlas o propón un espacio donde se informe a padres que necesiten una orientación sobre las aplicaciones que emplean sus hijos, o donde pueda acudir una persona que haya sufrido un ciberacoso, así como recomendaciones sobre y buenas prácticas o conductas seguras. Busca la colaboración de otros compañeros y la implicación del centro.
  • Asociaciones locales y centros sociales. En ocasiones hay iniciativas en barrios o en pequeñas localidades que, con pocos recursos económicos, ponen en marcha actividades de ocio y formación. Puedes proponer un espacio donde se enseñen habilidades digitales a grupos de personas mediante charlas o unas horas de práctica u orientación.
  • Iniciativas sociales que cuenten con pocos recursos. Hay estupendas iniciativas sin demasiados recursos a las que no les vendría mal una ayuda en su labor de difusión. Publicar en sus perfiles o realizar esporádicamente contenidos de valor puede ser una forma ideal de cibercolaborar con ellos.