En el terreno laboral, cuando una empresa pide inglés, muchas veces no es necesario demostrarlo con un certificado. La persona que te entrevista o alguien de la empresa que domine el inglés pasa a hacerte algunas preguntas en este idioma. Valoran tu capacidad expresiva, si te comunicas con corrección, si tu acento está depurado y tienes un amplio vocabulario. Pero en otras ocasiones sí que puede resultar necesario contar con un certificado ¿Sabes cuál es el que más te conviene en cada situación?

Puedes necesitar acreditar tu nivel de inglés porque quieres optar a una beca, ampliar tus estudios fuera o porque se exige para un puesto de empleo internacional. En este caso, estas son las pruebas con un mayor reconocimiento en todo el mundo: TOEFLS (EE. UU.), EITLS (RU y Australia) y ESOL son los más utilizados. Tanto para ámbito laboral y académico.

Inglés para cualquier contexto

TOEFLS (Test of English as a Foreign Language), esta prueba fue creada por la entidad educativa ETS (Educational Testing Service) en los años sesenta del siglo pasado, con el fin certificar el nivel de inglés de estudiantes no nativos que querían estudiar en instituciones donde el inglés es el lenguaje en el que se imparten las clases. La popularidad de este test es tal que ha llegado a formar parte de los requisitos del idioma para las visas de estudiantes en países como Australia y el Reino Unido. Se trata de la certificación más aceptada, junto con el EITLS, tanto en el ámbito académico como en el laboral. Se acepta en más de 9.000 universidades en el mundo y en organismos de 130 países, según la información que ofrecen desde su completísima página web en la que pueden verse ejemplos de exámenes.

Actualmente existen dos formatos de examen, en papel, PBT (paper based test), y online, iBT (internet based test). La modalidad en papel solo se ofrece en aquellos lugares donde no es posible hacer la prueba por Internet. Ambos miden las habilidades de reading, speaking, writting y listening. El día de la prueba se realiza en primer lugar el reading (60-80 min), que consiste en leer un texto académico y responder a las preguntas que se plantean. La parte de listening (60-80 min) valora el nivel de comprensión tras la escucha de conferencias o debates. En la parte de speaking (20 min) se evalúa la capacidad de la expresión oral y se expresa una opinión sobre un tema. Por último, se valora el nivel en writting (50 min) a través de un escrito donde se fundamentará una opinión.

Puede obtenerse un máximo de 30 puntos en cada una de estas pruebas. La calificación final es la suma de todas ellas. El máximo es de 120 puntos. Estas calificaciones caducan a los dos años de haber hecho el examen.

IELTS (International English Language Testing System) es la certificación del nivel de inglés como segunda lengua que ha desarrollado el British Council, IDP: IELTS Australia y Cambridge English Language Assessment. Se trata de la única prueba aceptada por aquellos países que exigen a los inmigrantes un test de idioma (si tienes pasaporte español no lo necesitarás para el Reino Unido). La prueba consiste en evaluar la capacidad de comprensión en los mismos cuatro aspectos: listening, reading, speaking y writting. Los resultados obtenidos pueden ir desde el 1 (non-user) al 9 (expert). Se pueden obtener medios puntos 5,5, por ejemplo. Este examen es requisito para aquellos que quieran dar clase en colegios bilingües junto con el más popular en este colectivo, que es el APTIS, creado también por el British Council y que es más económico y ofrece resultados más rápidamente, aunque no tiene validez internacional.

Inglés británico enfocado al mundo académico

Cambridge English Language Assessment es el departamento de evaluación de inglés de la Universidad de Cambridge. Es el responsable del diseño y calificación de la prueba ESOL (English for Speakers in Other Languages). Se trata de la certificación de inglés más utilizada por los estudiantes españoles. Esta prueba es la necesaria para acceder a cualquier universidad británica. Más de cinco millones de personas se presentan anualmente. Ofrece la posibilidad de hacer un examen breve y gratuito para autoevaluarse, una cuestión muy importante, ya que solemos sobrevalorar nuestro nivel de inglés.

La oferta en pruebas es muy amplia. Dependiendo de si se es escolar, estudiante o si se quiere utilizar para negocios, esta entidad ofrece un examen específico para la certificación del nivel de inglés. Inglés general, académico, para niños y jóvenes, y de negocios. Key English Test (KET) es el nivel más básico de calificación, Preliminary English Test (PET) es el que se utilizaría para viajar, estudiar o trabajar con un nivel intermedio. El popular First Certificate in English (FCE) supone una calificación de intermedio alto. Advanced (CAE) significaría haber obtenido un nivel de excelencia, y la más alta calificación correspondería al nivel Proficiency, Certificate of Proficiency in English (CPE).

Consulta las equivalencias con el MERC y échale un vistazo a nuestra sección de cursos para mejorar tu nivel y conseguir uno de estos certificados.