Encontrar el trabajo ideal no resulta una empresa fácil, cinco de cada diez trabajadores no está contento con su empleo, tal como señala el Informe Infoempleo-Adecco. De hecho, el 35,7% de los encuestados está buscando cambiarse. Muchos son los factores que influyen en este malestar, aunque no todos tienen el mismo peso.

Buscando las razones del descontento: la sobrecualificación y la falta de proyección

Si echamos la vista no demasiado atrás, se puede encontrar el hecho que ha supuesto una transformación profunda en el mundo laboral. Las condiciones no son las mismas que antes de la crisis y quizá no vuelvan a serlo nunca. Por otro lado, el desarrollo de las tecnologías ha significado una mayor mecanización del trabajo y profesiones que antes eran necesarias prácticamente han desaparecido.

Estos dos son factores generales que han llevado a que muchas personas se encuentren en un puesto para el que no tiene vocación. Si acercamos el foco a cuestiones más concretas, se pueden observar dos tendencias que se derivarían de este panorama:

  • La sobrecualificación. ¿Por qué se recluta a gente con mayor capacitación de la que requiere el puesto? Las causas son diversas, pero el hecho es que casi la mitad de los encuestados en el Informe señala que su puesto de trabajo está por debajo de su preparación. Esto supone una sensación de pérdida del tiempo y los recursos que uno ha empleado en proyectar su carrera. La vía alternativa que se ha encontrado puede venir acompañada de una justificada frustración.
  • La falta de desarrollo profesional. La proyección en la empresa, el crecimiento como trabajador dentro de este espacio, es una de las causas más importantes por las que un empleado se cambiaría de puesto. Ocupa, de hecho, el número dos en los datos del Informe, solo superada por cobrar mayor salario. Es decir, quien busca otro empleo está buscando muchas veces una oportunidad de desarrollo profesional que no encuentra en su empresa actual.

La inmensa mayoría de los profesionales no se ve en el mismo puesto por muchos años. Nueve de cada diez empleados no cree que se jubile en la misma empresa para la que trabaja. Esa falta de confianza puede explicarse por la sensación de inseguridad, por el miedo a perder el empleo. Sin embargo, esta no sería la única justificación, pues cuando en el Informe se pregunta a los encuestados que si les gustaría finalizar su vida laboral en su actual compañía, solo dos de cada diez da una respuesta afirmativa.

no me gusta mi trabajo

Acciones para tratar de mejorar el rumbo

Por un lado, estaría lo que puede procurar hacer la empresa para tener una plantilla más contenta. Desde intentar recuperar la confianza de los empleados hasta hacer atractiva la compañía a ojos de los trabajadores a través del engagement.

Por otro lado, estaría lo que puede conseguir un empleado para estar más a gusto en el puesto. Desde adaptarse a un nuevo entorno laboral con éxito hasta dar un giro profesional e intentar cumplir las metas profesionales