Cinco y a escena. Esta frase es la que oyen los actores antes hacer su aparición en escena en un teatro. Llevan aprendidos y ensayados previamente tanto los diálogos como cada movimiento, lo que les permite poner en juego otras habilidades como la emoción delante del público. ¿Y tú? ¿te has preparado tu papel? Algunas empresas empiezan a sacarte a escena para ver qué tal te manejas.

Se estima que un 75% de los CV que se reciben en los departamentos de RRHH no reflejan del todo la verdad. Para separar el grano de la paja, además de las entrevistas personales, los reclutadores someten a los candidatos a otras pruebas en las que poder valorar aspectos de la personalidad que no se detectan en el CV, pero que pueden ser relevantes a la hora de incorporar a alguien a la plantilla.

Escenarios con circunstancias controladas

Mediante los assessment center las empresas evalúan el rendimiento de un candidato en circunstancias controladas. Ponen en marcha un escenario ficticio con una problemática real que el candidato tiene que resolver. Estas técnicas se ajustan y diseñan según las necesidades de talento que requiera cada empresa. Puedes enfrentarte a tener que cerrar una negociación difícil, tratar con un cliente insatisfecho o a la elaboración de un informe improvisado durante el proceso. Descubren dimensiones que permiten valorar las habilidades del candidato más allá de los conocimientos relacionados con su perfil profesional, como por ejemplo la creatividad.

Reclutando a través del juego

Los videojuegos también forman parte de las técnicas de reclutamiento más innovadoras. Algunas compañías diseñan sus propias herramientas de videosimulación de business case a los que invitan a jugar a los candidatos online, acompañando en sus quehaceres a directores de marketing por el mundo.

A través de los serious games, dirigidos a los procesos de selección, se consigue implantar experiencias innovadoras en recursos humanos que permiten hacer emerger el talento del candidato, nivel de empatía o la agilidad mental. La versión en grupo de estos juegos valora la capacidad de liderazgo, de cooperación y trabajo en equipo de alguien. Estas técnicas basadas en el juego contribuyen a potenciar el employer branding.

Lógica y creatividad en las entrevistas personales

Buscando conocer de forma inmediata tu capacidad para resolver problemas de manera creativa puedes encontrarte con preguntas que ponen en juego el pensamiento lateral o que pretenden averiguar de qué forma utilizas la lógica. Cuestiones como “¿cuánto tiempo se tardaría en desalojar Madrid?”, ¿cuántos pañales se venden en EEUU al año? o ¿cómo saldrías de un vaso con una batidora que se pondrá en marcha en un minuto? pueden formar parte de un proceso de selección que quiera ir más allá de evaluar tu experiencia profesional.

Los procesos de selección salpicados de estas técnicas novedosas son propios de las compañías más relevantes del planeta. Suelen ser superextensos, pueden llegar a las doce entrevistas por candidato, y culminan en algunos casos con una entrevista en persona con el CEO.

En tu próxima entrevista tu seleccionador puede invitarte a jugar. ¿Estás preparado?