Los campos de trabajo son una oportunidad estupenda si quieres aprovechar tus vacaciones para ayudar a los demás y conocer otros países. Convivirás con gente de otras culturas y podrás participar con tu trabajo voluntario.

En marzo ya os animamos a estar pendientes de la convocatoria de campos de trabajo para el 2015 que se organizan a través del Injuve(Instituto de la Juventud) y la Alianza de Organizaciones de Voluntariado Europeo. Podrás consultar toda la información que te interese si te acercas al organismo de la juventud de tu comunidad.

Los campos se organizan durante al menos 15 días de verano. Incluyen alojamiento y manutención por un precio que no suele superar los 100 €, aunque te tendrás que costear el viaje. Este año se han ofertado casi 800 plazas para 31 países. Si estás pensando en apuntarte, ve ya a tu centro de juventud porque las plazas se acaban rápidamente. Si este año no lo consigues, pon atención para el próximo, la edad de participación es de 18 a 30 años.

Por aquí cerca

Tendrás la oportunidad de participar en proyectos como la organización de un festival de música en el corazón de las llanuras del sur británicas, el mantenimiento de un sendero en la localidad alemana de Lauterbach o llevar a cabo actividades deportivas y talleres artísticos para jóvenes y niños con discapacidades en la ciudad griega de Elefsina.

Otros países en los que puedes ayudar con tu participación son: Bélgica, Francia, Italia, Suiza, Escocia, Países Bajos y, un poquito menos cerca, Islandia.

Al otro lado del charco

En Costa Rica podrás colaborar en la protección del entorno y la comunidad de Las Quebradas. Un poco más arriba en el mapa, te recibirán con los brazos abiertos en la aldea mejicana de Teopisca si estás dispuesto a programar talleres de aprendizaje para niños de la zona que no suelen tener acceso a la educación formal. Y ya en pleno Estados Unidos, puedes realizar tu labor de voluntariado en Vermont, y participar en el mantenimiento de un museo de historia local o de las pequeñas granjas sostenibles de la zona.

En plan soviético

Qué mejor modo de acercarse a la cultura ucraniana que asistiendo en labores de restauración de un museo etnográfico o en la construcción sostenible de una aldea. O pasarte el día reparando cercas y casas tradicionales checas en mitad de los Cárpatos Blancos. Si te gusta la zona, también se organizan campos de trabajo en Rusia, Serbia, Polonia, Lituania, Armenia, Bielorrusia y Estonia.

Oriental y exótico

Si este ambiente es lo tuyo, podrás desde unirte a las labores agrícolas en los campos de maíz japoneses de una comunidad que integra a personas con dificultades hasta practicar trabajos de forestación y labores educativas en una comunidad de La India, donde cada año necesitan estabilizar el suelo para evitar deslizamientos de tierra. O bien enseñar y practicar inglés con niños y jóvenes turcos de la ciudad de Civril, eso sí, si tu nivel es el adecuado. Otros países que seguro llamarán tu atención son: Taiwán, Vietnam, Camboya, China o Corea del Sur.

Este año apúntate a hacer algo importante por los demás y por ti. En este video cuentan sus experiencias voluntarios que ya han participado en los campos de trabajo. Un adelanto de las que puedes vivir tú.