Muchas empresas hacen campañas especiales con el objetivo de reclutar trabajadores para el periodo navideño, por eso es importante poner al día nuestro currículum vitae antes de que empiecen los procesos de selección.

Hay otras razones para mantener el currículo actualizado además de una posible contratación durante Navidad. Una de ellas es que surja una posibilidad de promoción dentro de la empresa actual. Algunas empresas apoyan la promoción desde dentro en lugar de buscar candidatos fuera de la organización. Por ello, también es importante que te asegures de actualizar tus logros más recientes para que los responsables de recursos humanos te consideren.

Manteniendo actualizados los datos de tu currículum aumentas las posibilidades de alcanzar el éxito. Sumamos cinco recomendaciones a las que hemos comentado anteriormente:

1. Empieza por el final

Revisa la parte inferior del CV y comprueba si hay algo nuevo que se pueda añadir. Talleres, formación profesional, o habilidades que hayas adquerido recientemente.

2. Un año en la vida

Céntrate en tu actual trabajo. Modifica los nuevos proyectos o éxitos que has conseguido durante el último año. No necesariamente tiene porqué ser una promoción, puede ser cualquier trabajo que pueda ser añadido a esta categoría.

3. Cambio de imagen

Aprovecha la actualización para un rediseño. La información actual merece un aspecto actual. Si aún estás usando el mismo formato de currículo que elaboraste hace unos años te recomendamos que cambies a un diseño más adecuado a las metas que persigues, o a las ofertas que estás aplicando.

Además, en anteriores post hemos hablado sobre diferentes formas de presentar el currículo para que sea más interactivo y multimedia, haciendo más grande el abanico de posibilidades.

4. Usa palabras clave que te identifiquen

Incorpora las palabras clave que más te describan y que coincidan con tu experiencia.

5. Pide una segunda opinión

Una segunda opinión acerca de tu currículum puede ser muy valiosa para identificar errores ortográficos o de tipografía, saber si resulta atractivo o conocer qué partes deberías de profundizaría más, entre otros aspectos que puedan contribuir a mejorarlo.

Anímate. Dedica unas horas para reflexionar sobre tu currículum.  Serán un acierto.