Quería sentarme en frente del portátil y empezar a escribir situaciones que afecta a los Recursos Humanos, pero voy a escribir sobre una situación que siempre pasa. Es bueno e importante que una persona eche una mirada atrás para hacer una reflexión del entorno que tienes ahora (lo que has hecho, lo que podías hacer o cosas que no has podido hacer). Cada momento que vivimos está marcado por algo y nos ayuda a aprender nuestras propias situaciones, los pequeños detalles son lo que hacen que la vida tome un rumbo en una dirección u otra, todo depende de lo que vayas haciendo.

Cambios significativos como dejar un trabajo por una serie de razones tanto económicas como razones internas para embarcarte en una nueva vida en el que puede salir el experimento tanto bien como mal porque es una situación tan caprichosa que nadie sabe cómo vas a acabar.

Reconocer los errores sirve para ayudarte a mejorar aspectos que antes no veías, siempre es bueno recibir las críticas constructivas, mejor sería si puede ser de una persona que tienes plena confianza, porque ayuda a enderezar el rumbo que, a lo mejor, ese barco lo estaba perdiendo por la inestabilidad del mar. Las personas tienen que saber leer esas críticas cuando las reciben, justificar tu fracaso personal en otra persona no sirve para nada.

Hay que entender que las circunstancias de las personas son todas diferentes, cada persona tiene una vida distinta. Justificar tu error personal en una situación que no has conseguido superar a alguien es una pérdida de tiempo, si esa persona ha conseguido llegar a la meta en una carrera y tu no lo has hecho, no justifiques tu fracaso en una persona que ha llevado un trabajo previo para terminar la carrera, sinceramente, te ha dado una paliza.

Si tenemos el propósito de mejorar en algo que has fallado antes, hay que hacernos responsables de las cosas que hacemos mal y de las cosas que hacemos bien, responsabilidad en cada uno de nuestros actos resumiendo. Los errores hacen que existan cambios en un futuro próximo, si quieres hacer algo, pero pospones tu intención de llevarla a cabo, estas poniendo excusas y te estas atascando. Los mayores retos para una persona es poder afrontar todas y aquellas situaciones que antes te frenaban para seguir avanzando.

¿Por qué esperas a que otros lo hagan cuando tú puedes dar el salto? Puede ser cierto que va a costar mucho, puede ser cierto que no tienes nada para poder hacerlo, también es cierto que en el momento que empieces a hacerlo ya estás en el momento de que se hiciera, va a coger forma y se va a hacer una realidad. Todo esto puede ser la vuelta hacia el camino al éxito que ya escribí antes.

La vida está hecha para hacer tus proyectos en realidad, eliminar barreras que te han comentado o impuesto en tu vida. Montar proyectos de vida para hacerlas en realidad es lo que ayudan a mejorar tu vida es lo que nos hace grandes seres vivos. Lo importante es hacer las cosas que se hagan realidad y que estés contento con tu resultado, lo demás viene sólo.