Para estudiar nunca ha sido necesaria una aplicación, ya lo habrás tenido que escuchar más veces. Es cierto que no son imprescindibles para llevar adelante tus estudios, pero pueden ser una gran ayuda. El único inconveniente es que requieren cierto tiempo de aprendizaje, pero estará bien empleado. Ahora que se aproximan los exámenes, te mostramos algunas apps que te ayudarán a estudiar y organizarte.

El control del tiempo

A veces te pasas toda la tarde estudiando y ¿cuánto has avanzado? Solo te has leído un tema. La silla tenía pinchos y te levantabas continuamente al servicio, a beber agua, a por algo de comer… Y todo el rato sonándote notificaciones en el móvil. Esto reduce mucho el tiempo real de estudio, pero uno no es consciente porque nunca se para a analizarlo.

  • Planifica los descansos. Lo que siempre recomendamos es utilizar la técnica del pomodoro: haz una paradita de 3 minutos cada 25 minutos de estudio. Esos 3 minutos dedícalos a contestar un wasap o ir a baño. Las herramientas que te ayudarán en este control son Tomighty para ordenador, ClearFocus para Andoid o Pomodoro Time para iOS.
  • Cancela las distracciones. Evita las interrupciones durante esos 25 minutos. SelfControl para iOS bloqueará cualquier app de tu móvil que le indiques durante el tiempo que determines. Para Android, puedes emplear FocusLock, con el que seleccionas las aplicaciones que no quieres que estén activas durante un intervalo de tiempo.
  • Cuenta el tiempo. Parece una tontería, pero no te das cuenta de que has empleado 20 minutos en estudiar un tema y no una hora hasta que no te lo dice una aplicación. Con Toggle activas el contador cuando inicias una tarea y, en el momento en que haces un pequeña parada, lo detienes. Puedes establecer tareas y organizarlas por materias, así sabrás cuánto tiempo le has dedicado a cada una. Seguro que podrás sacar muchas conclusiones de esta medición.
  • Organiza tus tareas. Con Wunderlist no se te pasará la fecha de una entrega o de un examen. Tiene alarmas, recordatorios y destacados. Defines las tareas que tengas previsto cumplir y las organizas por prioridades en función del día, la semana o un periodo de tiempo concreto que determines. Además, podrás adjuntar imágenes, PDF e incluso presentaciones a cada tarea.

Multiplica la potencia de tus apuntes

No es lo mismo situarte frente a un taco de folios escritos que ante un documento ordenado y visual que resulta mucho más atractivo a la hora de estudiar. Compartir e intercambiar este tipo de material con otros facilita el estudio en grupo, y es una forma poderosa de hacer frente a un temario complejo.

  • Tomar apuntes. Si te llevas el ordenador o la tablet a las clases, Evernote te resultará muy útil. Puedes escribir con stylus pen o tecleando, grabar voz o hacer fotos e incluir imágenes adjuntas a un documento. Te permite, además, agrupar los documentos por temáticas y asignarles etiquetas para relacionar los contenidos. En casa, con más tiempo, podrás editar y compartir tus apuntes.
  • Copiar apuntes. Si quieres digitalizar unos apuntes que te han prestado, Cammscaner es tu aplicación. Se convertirán en PDF. A estos PDF podrás añadirles notas y subrayados con otra de las herramientas que te recomendamos, Xodo. También te permite compartir anotaciones sobre un texto que haya mandado el profesor en clase.
  • Mapas mentales. Te hemos hablado varias veces de esta práctica técnica que te ayuda a fijar conocimientos de una manera visual. Wisemapping, Mindmeister, Mapmyself son aplicaciones que te ayudarán a crearlos.

Una última aplicación que te recomendamos para mejorar tus estudios es Sharing Academy. Si se te ha atragantado una asignatura y necesitas la ayuda de alguien que haya pasado por esta experiencia y la haya superado, podréis poneros en contacto a través de esta herramienta. Te lo explicamos con detalle en esta entrada.