Nace un nuevo impulso a la FP dual mediante la colaboración entre diferentes instituciones. La Fundación Bertelsmann, en asociación con la Fundación Princesa de Girona, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Cámara de Comercio de España se han aliado para tratar de combatir el elevadísimo paro juvenil que mantiene a España, que se encuentra en la parte alta de la tabla del desempleo juvenil en Europa con un porcentaje del 51,4% (según la EPA de marzo 2015).

El proyecto se ha denominado Alianza porque el objetivo es crear una red de colaboración entre instituciones y empresas para desarrollar y potenciar un sistema de FP dual de calidad en nuestro país. Desde estas organizaciones, se cree que el modelo alemán de la FP dual ha contribuido a que la cifra de paro entre los menores de 25 años en Alemania sea el menor de Europa, con un 7,2%.

Junto con las entidades mencionadas, componen el comité ejecutivo las empresas Agbar, Acciona, Bosch, Frit Ravich, La Caixa, Nestlé, Repsol, Seat y Sol Meliá. El compromiso de las empresas es vital para que los resultados sean rápidos y eficaces.

Implicación de grandes, medianas y pequeñas empresas

Los promotores de esta idea han anunciado que todas las empresas y organizaciones que participen en la alianza recibirán un asesoramiento que les guiará en la inclusión de este modelo de aprendizaje en sus centros.

Se contempla también la creación de comisiones que evaluarán los proyectos emprendidos, con el fin de aplicar las modificaciones oportunas para mejorar la implantación de este sistema de formación laboral.

A través de encuentros sistemáticos de las organizaciones participantes se favorecerá el intercambio de experiencias y el enriquecimiento del proyecto que persigue hacer de la FP dual un sistema óptimo tanto para grandes empresas como para pequeñas y medianas. Otro fin entre sus propuestas es aumentar el prestigio social de este tipo de formación profesional.

La exportación del modelo

La Fundación Bertelsmann se ha preguntado si es posible transferir el modelo alemán de la FP dual al caso español y publica una serie de conclusiones tras consultar con expertos, entre las que destacan:

  • Una percepción positiva de este sistema en la sociedad.
  • Flexibilidad de las competencias que se adquieren para favorecer la movilidad laboral.
  • Cuidar que el aprendizaje no corresponda a las necesidades específicas de la empresa sino que sean competencias del sector.
  • Implicación en materia de financiación, tanto de la parte estatal como de las empresas.

La formación a través del sistema de FP dual permite los alumnos el conocimiento in situ de la realidad de una empresa. Desde esta iniciativa se cree que este tipo de formación se ajusta a las necesidades del mercado laboral como un guante y, por lo tanto, es óptima para combatir el desempleo.