Muchos estudiantes tendrán que decir “Adiós a la beca Erasmus”. El ministerio endurece las condiciones para ser beneficiario de esta subvención y reduce el presupuesto de esta partida de 37 millones de euros a 15 millones para este año.

En estos momentos se está demostrando que para ser competitivo en el mercado laboral es fundamental que el candidato tenga una clara vocación internacional, estar dispuesto a la movilidad, y que los idiomas son fundamentales para acceder a un puesto de trabajo. Justamente en estos momentos los estudiantes universitarios españoles tendrán mayores dificultades para acceder a una beca que les ayude a complementar su formación en un país europeo. La beca Erasmus está destinada precisamente a eso, a que los estudiantes intercambien su destino de estudios para conocer cómo es la formación, el idioma y la cultura en otro país europeo distinto al suyo.

El pasado 29 de Octubre el Ministerio de Educación cultura y deporte publicó las bases de la aportación complementaria de la beca Erasmus y en ella se descubre que esta partida ve reducida su dotación hasta los 15.292.000 € y que sólo podrán solicitarla aquellos estudiantes que han sido beneficiarios de una beca general el año anterior. Así el número de beneficiarios  se verán reducidos drásticamente, aunque la aportación por beneficiarios se incrementa hasta los 300€ frente a los 150€ que se establecía anteriormente. El ministerio alega que según su criterio así se garantiza que la aportación llegue a los estudiantes con menos recursos y evita que muchas ayudas se pierdan porque en los últimos años había un elevado número de renuncias.

Esta medida hará que miles de estudiantes no puedan recibir la ayuda, muchos de los cuales ya estaban desde hace dos meses en sus países de destino y contaban con ese complemento para poder continuar sus estudios en esos países. Sin esa ayuda muchos tendrán que volver dejando a mitad su formación porque la ayuda, aunque pequeña, les resulta imprescindible.

La reacción de los estudiantes ante esta decisión no se ha dejado esperar y ha creado una avalancha de indignación en este colectivo. En la plataforma “change.org” se ha publicado una petición, promovida por Lara Zornoza, que en apenas una semana ha recogido 156.296 firmas solicitando que se mantenga la beca Erasmus para los universitarios que no reciben la beca general. También Twitter está siendo protagonista en esta reivindicación, donde los estudiantes ha creado el “hashtag” #ErasmusRip donde se puede ver centenas de miles de opiniones en contra de la medida. Parece ser que los estudiantes no quieren despedirse de Erasmus y que este “Adiós” va a ser bastante sonado.

¿Opinas qué es justa la medida del ministerio y ayuda a que accedan a esta subvención quien más lo necesita, o por el contrario, que se trata de un paso hacia atrás?