El número de desempleados se ha reducido según la última Encuesta de Población Activa en 69.000 personas en un año. Sólo en el último trimestre del año se ha reducido el número de parados en 8.400 personas. De esta forma la tasa de paro se sitúa en el 26,03%, dejando la cifra total en términos brutos en 5.896.300 parados según los datos que arroja el Instituto Nacional de Estadística.

Los datos son moderamente positivos. Si bien es cierto que por primera vez desde 2007 se ha reducido el número interanual de parados, no es menos cierto que la destrucción de empleo continúa y baja también el número de trabajadores en activo. En total se han perdido casi 200.000 empleos este año. El número de hogares con todos sus miembros en paro ha vuelto a subir ligeramente en este último trimestre. Y el número de hogares en los que todos sus miembros están ocupados en cambio ha descendido. Además, el número de parados de larga duración (más de un año en el desempleo) ha vuelto a aumentar. Y sin embargo, parece que cada vez hay menos personas que desisten de la búsqueda de trabajo en España.

Las Comunidades Autónomas en las que más ha descendido el paro respecto al trimestre anterior son Canarias, Cataluña y el Principado de Asturias. En cambio ha crecido el paro en Madrid, Islas Baleares y Castilla y León. El País Vasco sigue siendo la Comunidad Autónoma con menos paro y Andalucía vuelve a encabezar la estadística por número bruto de parados.

Por otro lado conviene destacar que el número de jóvenes menores de 25 años en paro ha descendido en algo más de 40.000 personas en 2013. A día de hoy son casi 900.000 los jóvenes desempleados, el 55% de la población activa en este rango de edad. Y es que los jóvenes, sobre todo los que tienen entre 20 y 24 años (y algo menos los de 16 a 19 años), son sin duda uno de los colectivos más castigados por la crisis.

A más formación, menos paro

A nosotros personalmente nos ha llamado la atención una estadística que sin embargo apenas tiene repercusión en los medios de comunicación. Y es la que liga el número de parados al nivel de formación de los desempleados. Tal y como puede verse en el gráfico de arriba el número de desempleados es inversamente proporcional al nivel de estudios de las personas. Así entre el colectivo de Doctorados y personas con Estudios Superiores o Licenciados la cifra de desempleados se sitúa en torno al 4 y al 16% respectivamente. Este porcentaje es significativamente inferior al de analfabetos o personas desempleados con estudios de primaria, cuya tasa de paro se encuentra casi en el 55 y 40% respectivamente. En concreto la tasa de paro de los licenciados es 10 puntos inferior a la media nacional. Y entre los doctorados el paro se redujo en un año en un 33% pasando de 9.600 en 2012 a 6.400 al terminar el 2013. La tasa de paro de los más formados es del 4,2%.

Si bien no puede hablarse en estos tiempos de garantías, sí que es cierto que estudiar duro y formarse convenientemente garantiza en mayor medida el optar a un puesto de trabajo. Por otro lado, cualquier sociedad será más rica siempre cuanto mejor formados estén sus individuos. De eso sí que no cabe duda alguna.

Imagen (Flickr – CC)