El mundo, tal y como lo conocemos ahora, será muy distinto al mundo en el que vivamos dentro de cinco años. Los avances tecnológicos y la revolución de las comunicaciones tienen un crecimiento exponencial y un poder de transformación cada vez más potente. Desaparecerán sectores que harán que se pierdan multitud de profesiones, pero ya se prevé qué áreas despegarán y requerirán abundante mano de obra y empresas especializadas. Si estás pensando montar una start up, estas son las tendencias para los próximos años.

Hace unos meses, un informe publicado por Cedefop indicaba los sectores que generarán más empleo en Europa, como la producción de energía, la fabricación de vehículos de motor y de equipos ópticos y electrónicos, y el aumento de la demanda en los sectores educativo y sanitario.

Más recientemente, en el Foro de Davos, se presentó otro informe sobre la revolución que sufrirá el mundo laboral en los próximos 5 años. Basándonos en este estudio y en las informaciones publicadas en los últimos meses sobre la transformación del mercado laboral, te contamos los sectores que pueden representar una oportunidad para una montar una empresa.

1. Internet móvil y tecnología cloud. Estos dos campos están revolucionando desde los sistemas de organización de la industria hasta la vida cotidiana de cualquier usuario. El crecimiento es imparable, y cada vez se necesitan más recursos humanos y servicios relacionados con estas áreas.

2. Big Data y procesamiento de la información. La gran cantidad de datos que se están generando requiere el desarrollo de áreas como el Big Data para poder procesar la información. Especializarse en este campo es una apuesta segura.

3. Nuevas energías. Las renovables tendrán un papel crucial en pocos años. Energías como la solar están bajando ya los costes y se prevé que lo haga todavía mucho más. Hay quien la ve como la fuente principal de abastecimiento en un futuro cercano.

4. Internet de las cosas. Ya están empezando a entrar en nuestras vidas dispositivos que se conectan e interactúan con la Red y con otros dispositivos. En breve se verán muchos más objetos con sensores, chips integrados o que permitan monitorizar y manipular de manera remota, y que formarán parte de nuestro día a día.

5. Consumo colaborativo y crowdsourcing. La cultura de compartir se está convirtiendo en una actitud con muchos seguidores. Usuarios particulares contactan a través de aplicaciones para ofrecer y demandar servicios como compartir coche, casa de vacaciones, invertir en un proyecto afín o financiar una propuesta con microaportaciones.

6. Transporte autónomo. Ya se están diseñando vehículos capaces de interactuar con otros vehículos y con las señales viales. Por otro lado, los trenes de altísima velocidad y los drones revolucionarán el servicio de paquetería y logística. Esto modificará el paisaje en pocos años.

7. Inteligencia artificial. Los avances en la interacción con humanos, con asistentes virtuales como el Siri de Apple, estarán cada vez más integrados en nuestras vidas. Al igual que los robots, que colonizarán los hogares y los lugares públicos para realizar tareas de limpieza y mantenimiento, por ejemplo.

8. Tecnología en sistemas de fabricación e impresión 3D. Se abaratarán todavía más los costes de los sistemas de modelado en 3D e impresoras 3D. Su distribución masiva puede suponer un cambio de paradigma en la práctica de muchas disciplinas.

9. Biotecnología y salud. El sector de la inmortalidad y el envejecimiento, el mundo de los trasplantes a partir de órganos creados artificialmente, el progreso en la codificación del ADN que permite anticipar enfermedades, y la telemedicina apoyada en wareables son algunos de los avances que modificarán por completo el ámbito sanitario.

Para completar esta visión de futuro inmediato, os traemos un video revelador del tecnólogo Juan Martínez-Barea en el que expone las tres tendencias que transformarán el mundo en los próximos años: la hiperconectividad, el crecimiento económico de los emergentes y la revolución de la energía solar.