Entre todas las cosas que pueden hacerse durante el confinamiento para mejorar tu empleabilidad, hay una que resultará de gran provecho para tu desarrollo profesional: la . De la misma manera que has aprovechado para hacer limpieza de armarios en casa, darle una vuelta a tu CV mejorará tus posibilidades en la búsqueda de empleo, y estarás listo para inscribirte en cuanto se presente la ocasión.

De forma progresiva, el mercado laboral reanudará su actividad tras la crisis sanitaria. Te dejamos una check list para revitalizar tu búsqueda de empleo y que destaques en un proceso de selección.

1. Dale un nuevo aspecto a tu CV

El contenido en un currículum vitae es la parte esencial. Pero cuidar la forma, su presentación, es imprescindible, porque es una primera impresión sobre ti. Haz que sea atractivo y cómodo para la lectura facilitando que resalte la información que interesa.

Podrás encontrar muchas plantillas para darle un formato de calidad. Fíjate en ejemplos reales en los que podrás ver cómo presentar la información dependiendo de tu perfil profesional.

2. Muestra al mundo tus habilidades y competencias

¿Te has limitado a poner en tu CV el nombre de la empresa y el tiempo que trabajaste en ella? Enriquece tu curriculum añadiendo un pequeño párrafo con información valiosa sobre las habilidades y competencias que has desarrollado en cada puesto.

En la mayoría de las plantillas ya puedes incluir este detalle, muy apreciado por los reclutadores.

3. Incluye palabras clave (keywords)

Lo que en el mundo físico entendemos como estar en el sitio correcto, en el momento adecuado, se consigue en Internet poniendo las palabras claves (keywords). Es la manera de participar y hacerte presente en la conversación sobre tu sector y tener relevancia. Son aquellas palabras técnicas de tu actividad. Esas que utilizas cuando estás entre colegas de profesión o cuando quieres buscar información sobre tu sector en los buscadores.

Las keywords son fundamentales para destacar los requisitos de un puesto o su descripción. Por ejemplo, si te dedicas al marketing online es importante que aparezcan las palabras SEO o SEM en tu currículum vitae, ya que tanto los sistemas automatizados de reclutamiento como los ojos del reclutador se detendrán sobre esas palabras privilegiándolas del resto de contenido de tu CV.

Tuempleo_revisa-tu-cv

4. Prepara tus redes sociales para la búsqueda de empleo

Un 72,44 % de los reclutadores buscan perfiles para sus vacantes en las redes sociales, según señala el último Informe Infoempleo. Además, la inmensa mayoría indagan en las redes sociales del candidato tras la entrevista. Así que, es hora de revisar tus redes sociales para darles un giro más profesional si te encuentras buscando empleo.

Evita verter opiniones polémicas o imágenes que puedan descartarte automáticamente en un proceso de selección. Aprovecha también la oportunidad para crearte un perfil en alguna red social de las más utilizadas en el mundo laboral.

5. Elabora varias versiones de tu currículum vitae

Adecua la información de tu CV a la de la oferta para la que aplicas. Es importante personalizar el currículum para que encaje con los requisitos que pide la compañía (sin mentir). De esta manera será más fácil que aparezcas como el candidato ideal. Antes de enviarlo o aplicar a una oferta, revisa la información que hay sobre esa empresa en Internet para resaltar los puntos en común que existen entre tus valores y los de la empresa.

6. Redacta un email atractivo como carta de presentación

En ocasiones, tendrás que enviar tu curriculum vitae por email como alternativa a la inscripción en una oferta de empleo. Es la manera más habitual cuando te interesa hacerlo llegar por medio de un contacto (la segunda vía de conseguir un empleo después de los portales de empleo) o si te animas con una candidatura espontánea.

Son varios los aspectos que hay que tener en cuenta. En primer lugar, renombra el documento con «Tunombre_apelllido_CV» y adjúntalo antes de redactarlo, así no te olvidarás de hacerlo (un clásico). Escribe un asunto relacionado, que puede ser: posición para la que aplicas y tu nombre.

En el cuerpo del mensaje escribe una carta de presentación. Pon solamente dos o tres párrafos y algún dato que invite a abrir el documento del CV. Por ejemplo, algo que destaque en tu currículum, como los años de experiencia o la calidad de tu formación. No olvides poner en esta presentación tus datos de contacto para que estén a mano.

7. Ten preparada una foto actualizada 

Aunque no es algo obligatorio, muchas personas incluyen una foto en su CV. Es importante que tenga unos mínimos de calidad. Buena definición, iluminación y que sea reciente. Viste alguna prenda que te favorezca. Incluir una foto que no tenga buena calidad dice más de ti de lo que querrías.