Te presentamos un centro que surge de la motivación personal por el cambio y la innovación, como una iniciativa que quiere romper con los métodos tradicionales de enseñanza y que se define por la pasión, su equipo y el liderazgo. Con motivo de su 25 aniversario en el mundo de la formación, conocemos en profundidad el proyecto de MasterD con Antonio Mayoral, director general del centro.

¿Cómo nace MasterD?

En 1994 un grupo de 3 personas se reúne para promover este nuevo proyecto. Personas de perfil profesional muy diferente (comercial, administrativo, docente, tecnológico…) y crearon un primer programa, al que incorporaron un servicio docente innovador. A este primer producto le siguieron otros y así sucesivamente comenzó a consolidarse una estructura propia de un centro formativo en continuo crecimiento y adaptación.

¿Cuáles son los principales cambios que ha sufrido en estos años?

En 25 años puedes imaginar que hemos sufrido muchísimos cambios. Algunos, provocados por nosotros mismos y otros, obligados por las circunstancias económicas y de mercado. Citaría, entre otros, la evolución tecnológica de nuestra plataforma de aprendizaje, la radical transformación de nuestra estructura organizacional en equipos autoliderados y el incentivo para que la estructura societaria esté participada por los propios trabajadores de la empresa

¿Qué actividades habéis organizado para celebrar el aniversario?

Se pueden revisar todas en la página https://www.masterd.es/aniversario; pero cabe destacar dos ponencias impartidas por profesionales de reconocido prestigio, que suponen la continuación de un ciclo que inauguró Víctor Küppers el pasado mes de enero. En estas tres, hemos querido condensar la esencia del ADN de MasterD: la actitud, la transformación digital y la formación personalizada.

¿Qué planes tenéis de cara a los próximo 3-5 años?

En lo económico, ser una empresa rentable con un crecimiento sostenible. Queremos ahondar en la diversificación de productos y mercados y, sobre todo, confirmar con hechos concretos nuestro compromiso con las personas que se relacionen con nosotros, ya sean trabajadores o clientes. Por último, tenemos previsto un ambicioso plan de responsabilidad social para compartir con la sociedad nuestras iniciativas y proyectos.

¿Cuál es tu experiencia personal en el cargo?

Desde un puesto de máxima responsabilidad se puede ayudar mucho a las personas que me rodean. Es verdad que hay días más duros que otros; y jornadas más gratificantes que otras. Afortunadamente, no pierdo la pasión por lo que hago y eso es muy importante para que el trabajo no se convierta en una condena sino en una misión apasionante. Sin duda, los retos más difíciles tienen que ver con las relaciones entre las personas de la organización y los equipos de trabajo. Quiero conseguir que MasterD sea un lugar de trabajo feliz para las personas que lo componen y me apena cuando observo que, en algunos casos, algunos compañeros sufren en sus relaciones de trabajo con otras personas.

 ¿Qué feedback tenéis de los alumnos?

Con orgullo puedo afirmar que cada día que pasa, nuestro feedback es mejor. Y no son percepciones mías, sino que los propios alumnos son los que nos trasladan sus opiniones y experiencias vividas con nosotros. Todos los días recibimos felicitaciones y agradecimientos que intentamos agrupar en una página web que creamos con este fin. Podéis comprobar los casos concretos de éxito de muchos de ellos en www.opinionesmasterd.es